2017-10-28 22:10 FC Barcelona Por: Aleix García

El Barça juega con fuego en San Mamés pero no se quema (0-2)

El Barça fue capaz de sobrevivir a una mala segunda parte con el tanto inicial de Lionel Messi y otro de Paulinho.



El Barça todavía no sabe cómo fue capaz de salir vivo de San Mamés. El equipo de Ernesto Valverde se adelantó en el primer tiempo por medio de Lionel Messi, pero en la segunda parte mostró un juego lento, donde fue inferior al Athletic Club y no mereció llevarse la victoria. Sin embargo, así es el fútbol, y después de que el cuadro vasco dispusiera de múltiples ocasiones para empatar y se encontrara con un inmenso Ter Stegen, el club catalán fue capaz de cerrar el enfrentamiento en el tiempo de descuento gracias a un tanto de Paulinho.

Comienzo dubitativo

El inicio del encuentro dejó muchas dudas por parte de ambos equipos. El Barça presentó un equipo más físico que tocador, algo que se notó en los primeros minutos, en los que el centro del campo no terminó de dominar el esférico y se mostró con muchas dudas, con Sergio Busquets intentando mover a la pareja de interiores formada por Ivan Rakitic y Paulinho, mientras que André Gomes, en banda izquierda, bajaba para intentar ayudar en la salida del balón.



El Athletic Club comenzó de forma parecida al Barça, dejándose llevar por la poca ‘viveza’ que había en las gradas de San Mamés, algo realmente extraño teniendo en cuenta de la afición que ocupa los asientos del feudo del conjunto vasco. No obstante, el equipo bilbaíno disputo de la primera ocasión de auténtico peligro del encuentro: Aritz Aduriz, completamente solo y con tiempo para pensar, no fue capaz de batir a Ter Stegen, que se mostró pletórico con una grandísima parada.

Después de ver las orejas al lobo, el Barça se creció, y comenzó a dominar realmente el balón, intentando crear ocasiones de peligro y combinando el centro del campo con el ataque, donde Luis Suárez y Lionel Messi se sintieron bastante solos durante algunos minutos. De hecho, el ariete argentino dispuso de una oportunidad de verdadero peligro, donde incluso logró zafarse de Kepa Arrizabalaga, pero, por extraño que parezca en él, no fue capaz de enviar el esférico al fondo de las mallas.

Messi enmendó su error

Después de este error, Messi tenía claro que debía llegar su momento para batir a Kepa y poner el 0-1 en el marcador, y así lo hizo. En el minuto 36, el delantero del FC Barcelona envió al fondo de la portería una asistencia perfecta de Jordi Alba desde la banda izquierda. Ciertamente, el guardameta del Athletic Club pudo hacer algo más, pero no se tiró a tiempo y no fue capaz de detener el disparo.

Tras este tanto, llegó el momento en el que el Barça se creció. El conjunto dirigido por Ernesto Valverde dispuso de algunas ocasiones de peligro para poner el 0-2 en el marcador, pero no fue capaz de aprovecharlas. La más clara llegó de las botas de Paulinho, que quiso colocar tanto su disparo que acabó enviándolo al palo ante la sorpresa de sus compañeros, mientras que André Gomes no pudo aprovechar el rechace.

En clave táctica, Ernesto Valverde enganchó a Sergio Busquets en la defensa en el juego directo, para evitar posibles contraataques con peligro del Athletic Club.

El Barça jugó con fuego

La segunda mitad fue completamente distinta a la primera. El Barça no supo encontrar su hueco en el terreno de juego, mientras que el Athletic Club, que en el primer tiempo fue un gato indefenso, se convirtió nuevamente en el león conocido por todos los aficionados al fútbol, sin embargo, no tuvo fortuna de cara a puerta.

El Barça fue el peor Barça que hemos podido ver a lo largo de la temporada, y lo cierto es que sorprendió porque el Athletic Club no fue capaz de conseguir el empate, mientras que Ernesto Valverde permaneció impasible ante el grotesco espectáculo que estaban brindando los suyos, sin encontrar el pase, sin realizar desmarques y perdiendo el esférico con mucha asiduidad.

Valverde movió por primera ocasión el banquillo en el minuto 83, mientras veía como los suyos estaban realizando un mal partido. El primer futbolista en marcharse fue André Gomes, que estuvo bien en la primera mitad pero que, como el resto de sus compañeros, tuvo un mal rendimiento en la segunda: en su lugar entró Semedo, y Sergi Roberto se ubicó en el centro del campo.

En un córner servido por Beñat, Ter Stegen impidió que el Athletic Club consiguiera el merecido gol del empate, con una parada antológica que dejó mudo a todo el mundo en San Mamés. Y, minutos más tarde, Paulinho fue capaz de cerrar el marcador con el 0-2 definitivo, después de una contra de libro iniciada por Sergi Roberto, donde el brasileño aprovechó un despeje de Kepa a disparo de Luis Suárez.


FICHA TÉCNICA

ATHLETIC CLUB, 0 - FC BARCELONA, 2
ATHLETIC CLUB (0): Kepa; Bóveda, Núñez, Laporte, Lekue; San José (Beñat, min. 67), Iturraspe; Williams (Susaeta, min. 83), R. García, Córdoba; y Aduriz.
FC BARCELONA (2): Ter Stegen; S. Roberto, Piqué, Umtiti, Alba; Sergio, Rakitic, Paulinho; Gomes (Semedo, min. 83), Messi y Suárez.
GOLES: 0-1, min. 36, Lionel Messi. 0-2, min. 92, Paulinho.
ÁRBITRO: Martínez Munuera (comité valenciano), amonestó a Iturraspe (min. 41), Sergio (min. 47), Piqué (min. 63), Paulinho (min. 75) y Umtiti (min. 81).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la décima jornada de LaLiga Santander, entre Athletic Club y FC Barcelona, disputado en San Mamés (Bilbao, España).



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información