2010-04-26 10:04 Real Madrid Por: Administrador

El gol de Kaká genera tensión en el seno de la plantilla



Pep Guardiola ha dado la consigna y los suyos la siguen a rajatabla: "El Madrid ganará todos los puntos" y les obligará a hacer lo mismo para ser campeones. Tiene su mérito, pues lo dijo a la vuelta del Bernabéu. Quizá por eso Keita y algún otro dicen que no ven los partidos del Real, pues saben cómo acabarán: se lo ha dicho su líder...

Pero el de Zaragoza sí lo vieron, sobre todo tras empatar Colunga. El reloj corría y el empate decidía prácticamente la Liga para los azulgrana: tres puntos arriba más el average faltando cuatro jornadas... Pero apareció Kaká y entre los azulgrana se escapó más de una maldición. Faltaban sólo 9 minutos para el final y la tranquilidad se esfumaba: ¡qué mejor que atacar la Champions con el Madrid lejos! Pero no. El gol del brasileño dejaba las cosas como estaban: con el Madrid acechando, obligado a ganarlo todo y el Barça, también. Un empate culé le pondría la Liga en bandeja a los blancos y espera el Villarreal. ­



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información