2016-03-31 17:03 Opinión Por: Administrador

Se busca rival digno para Clásico decente



Pedro Riaño "Que se enteren los indios de quién manda en la capital". Ha sido durante mucho tiempo el grito de guerra de los aficionados radicales madridistas dirigido a los "indios" del Atlético. Pero los indios ya saben quién manda en la capital. Y lo saben sin repasar los libros de historia. Sólo hace falta ir al campo y verlo o echarle un vistazo a la clasificación y al reparto de títulos en los últimos años. Manda el Atlético. Y desde hace tiempo. Esos mismos radicales madridistas despreciaban también hasta hace poco a su rival local mostrándole en cada visita del Atlético al Bernabéu una pancarta: "Se busca rival digno para derbi decente". Sucedía que el Atlético encadenaba derrotas ante los blancos y la soberbia cegaba al madridismo. La situación es la misma ahora. El Real Madrid tiene más dinero, más presupuesto, mejores jugadores e influencias más poderosas. Como siempre. Pero el que manda en la capital es el Atlético. Y el rival del derbi que no da el mínimo de dignidad es el Real Madrid. Así las cosas, al Barça, el que lo gana todo en los últimos tiempos, le llegan dos visitas seguidas de los dos grandes madrileños. El venido a menos y el venido a más. El venido a menos llega para jugar la Liga a diez puntos de ventaja, lo que le convierte en rival inofensivo incluso dándose la circunstancia de que salga  vencedor del Camp Nou. En cambio, el venido a más, que es el segundo clasificado de la Liga, se presenta el martes con la insana intención de dejar KO al Barça en la Champions League, su competición, de la que es vigente campeón, la misma que ha ganado cuatro veces en los últimos diez años. Y esa debe ser la verdadera preocupación. La del martes, la visita del segundo en la Liga y del equipo que manda en la capital desde hace varios años. Ahí, ante el Atlético, se juega el Barça una pata del triplete. El otro partido, el del Real Madrid, lo encara el barcelonismo como una excelente oportunidad de asistir a un repaso en toda regla. Y si no es así, tampoco pasará nada. Luis Enrique debería tenerlo en cuenta. Que no ponga toda la carne en el asador ante el Real Madrid porque el partido verdaderamente importante es el que enfrenta el martes al Barça con el Atlético. Ese es el verdadero rival digno para un clásico decente. El que más cerca está del líder. Después del 0-4, y el 5-0 y el 2-6 y el 0-3, no parece que el Real Madrid se ajuste al retrato de rival digno para jugar un clásico decente.

Deja tu Comentario