2016-04-21 16:04 Opinión Por: Administrador

Josep Pedrerol está eufórico con el Real Madrid tercero



Pedro Riaño El programa Jugones de hoy, presentado y dirigido por Josep Pedrerol, ha respondido a todas las expectativas que podía levantar el NODO madridista que tienen montado en La Sexta el propio Josep Pedrerol y Antonio García Farreras, el cerebro gris que tiene Florentino Pérez en La Sexta como enviado especial. El Barça venció ayer por 0-8 y echó por tierra las expectativas del Real Madrid , que sigue tercero aunque parezca que ha ganado ya La Duodécima, a cuatro partidos del final de la Liga BBVA. Pero es igual. Josep Pedrerol, el cabecilla de la Caverna Madridista más rancia y radical, es inasequible al desaliento: "Sólo un punto de diferencia con el Barça", "la mejor versión del Real Madrid de Zidane llega en el momento justo"... Y tan justo, quizá demasiado justo. Josep Pedrerol vende humo, vende como glorioso a un Real Madrid que va tercero y que no ha ganado nada, como admite Zidane, el único cuerdo en este asunto, y a cuatro jornadas del final, además de ganarlo todo, necesita que el Barça y también el Atlético tengan un tropiezo. No le basta con el pinchazo de uno. Necesita el de los dos. Pero aún así, este Madrid es gloria bendita.

¡Qué mal el Barça! ¡Y qué mal Neymar!

Y no como el Barça, que ganó en Riazor 0-8 porque "su primer gol fue ilegal", "el Barça goleó, pero todo empezó en esa jugada", "el gol decisivo que cambió el destino del partido no debió subir al marcador", "otro gol estaba al límite del fuera de juego", como si estar al límite sirviera para invalidar la jugada. Y le ha molestado mucho a Pedrerol que un jugador del Depor, Jona Rodríguez, se hiciera una foto con Luis Suárez. ¿Qué es ese compadreo? ¿Estaría amañado el partido? Suerte que siempre le queda a Pedrerol Neymar para volcar toda su frustración contra él: "Neymar marcó, pero su partido fue malo", "sigue desaparecido, no está fino y lejos de su mejor versión", "pasó desapercibido, lento, sin confianza y mostrando malas caras", "no se entendió con sus compañeros, "mostró su impotencia", "su gol, el 0-7, fue intrascendente". Tan intrascendente como el 80 % de los goles del fenómeno portugués a quien tanta adoración tienen en ese programa.

La campaña contra Neymar viene de... ¡Barcelona!

Y después de toda esta retahíla de bobadas contra Neymar, que no son nuevas y que viene repitiendo el guión de Josep Pedrerol desde el mismo momento en que la estrella brasileña rechazó a Florentino Pérez para fichar por el Barça, el presentador ha mostrado su mejor cara cínica recordando que existe una campaña contra Neymar nacida en Barcelona. Y lo dice él, que está en campaña permanente contra Neymar desde el primer día. A eso se le llama morro. Mucho morro. Así las gasta la Caverna más rancia del madridismo mediático más radical. Ganándolo todo y maravillando al mundo con su juego, el Barça sólo existe si hay alguna porquería que mostrar. Carroña pura. En este mismo espacio de tiempo, el Real Madrid de los faxes que no funcionan, de las alineaciones indebidas, del 0-4, de los entrenadores cesados o de los años en blanco es poco menos que Disneylandia. No somos capaces de imaginar lo que habría sucedido en este programa si en la última década la hegemonía del Barça hubiera correspondido al Real Madrid y los años en blanco, los faxes, los 0-4, las alineaciones indebidas y los cambios de entrenador a lo loco hubieran sido del Barça. Podrían disimular un poco mejor. Los del NODO original intentaban parecer  imparciales. Pero en el guión de La Sexta debe poner que da igual que se les vea el plumero. La audiencia quiere que se le engañe, que se les venda humo y que se manipule la información a base de intoxicaciones puras y duras siempre en la misma dirección. Y así cada día. Pase lo que pase, el Real Madrid sale guapo y el Barça feo en sus programas en una clara demostración de desprecio hacia los millones de espectadores potenciales que no comulgan con las mismas ruedas de molino y a los que se invita a cambiar de canal. Seguramente por eso los Manolos arrasan en Cuatro a la misma hora. Nada es porque sí. Se lo ganan a pulso.

Deja tu Comentario