2016-07-13 22:07 El Soplo Por: Administrador

Top Secret: El FC Barcelona tiene constancia de que Messi peligra



Pedro Riaño Las alarmas se han disparado en los despachos de la zona noble del Camp Nou, en donde a nadie se le oculta que la proyectada renovacion de Leo Messi puede quedar en nada. Hasta la directiva ha llegado la información sobre el desánimo que ha cundido en Leo Messi y su entorno tras la condena de Hacienda en la que ha quedado como poco menos que un delincuente. Los Messi están hartos de lo que consideran una persecución desproporcionada y valoran seriamente su marcha del FC Barcelona incluso antes de que expire el contrato que les une hasta 2018. Hasta los Messi han llegado amenazas anónimas de que la investigación sobre sus asuntos privados no se acaba con la sentencia del juez por fraude fiscal, que sólo ha sido la punta del iceberg de una estrategia que amenaza con destruirle y hacerle imposible su vida en España. Se trata de denuncias que tienen que ver con su empresa opaca en Panamá, que sigue activa, y con actividades poco claras de su fundación relacionadas con partidos benéficos y el rastreo del dinero generado. Los Messi son conscientes de que esta espiral de escándalos en la que Leo se encuentra en el centro de la diana no va a detenerse en su objetivo final de apartarlo del FC Barcelona y del fútbol español y están planteándose seriamente tirar la toalla y buscar acomodo en otro país en el que su vida pueda transcurrir con mayor tranquilidad. Y en el Barça están al día de las dudas del futbolista. Así se entiende la defensa a ultranza que el club ha puesto en marcha en las redes sociales con una campaña desafortunada o el aviso a Jorge Messi de que se puede pasar cuando quiera por las oficinas para renovar y extender el contrato que les vincula al Barcelona hasta 2018. Las dudas de Messi se han convertido en nervios en el club. Una cosa es que se vaya Neymar dejando 190 millones y otra que desaparezca de la escena blaugrana el buque insignia del club en la última década, la mejor de la historia, todavía con cuatro o cinco años por delante al más alto nivel. Bartomeu es consciente de que Messi nunca ha estado tan lejos del FC Barcelona como ahora, de que cualquier día se puede presentar con 250 millones para negociar su marcha y de que su final como jugador del FC Barcelona puede estar próximo. En esta espiral de pesimismo, sólo una noticia positiva: la garantía de que Leo Messi jamás se iría a jugar al Real Madrid. Sus miras están puestas en el extranjero: Premier League o PSG.

El agravio con el Real Madrid

Va a ser difícil convencerle para que siga porque no se trata de un problema económico, ni deportivo que el club pueda solucionar. El problema de Messi es que está harto, que entiende que ya ha pagado por sus errores y que sabe que no le van a dejar en paz. Lo ve como una cosa personal porque le sorprende que sólo los jugadores del FC Barcelona tengan problemas con la Justicia española y que a Jose Mourinho, Iker Casillas y Xabi Alonso no se les haya descubierto su fraude fiscal hasta que han dejado de pertenecer al Real Madrid. Y en los tres casos el asunto se ha tapado con el pago de una multa y el silencio de los medios. Messi vive su momento más bajo desde que debutó en el FC Barcelona, el club trata de reconducir la situación contra reloj, pero lo que a Messi le preocupa no se arregla con un aumento espectacular en su ficha. Y Bartomeu lo sabe.

Deja tu Comentario