2016-10-28 15:10 Leo Messi Por: Administrador

VÍDEO. Ocurrió hace un año: Tarjeta amarilla a Messi en Valencia... ¡por recibir un botellazo!



Pedro Riaño La Caverna más casposa madridista, arropada por el periodismo más rancio y fanático que se lleva en Valencia, han tratado de convencer al mundo en los últimos días de que la afición del Valencia es ejemplar y que si cayeron objetos sobre los jugadores del FC Barcelona en el Valencia-Barça disputado la semana pasada fue porque los jugadores del Barcelona provocaron a la pacifica hinchada ché. Muy en la línea de la filosofía de los mediáticos Manolo Sanchís y Poli Rincón (madridistas ambos) de que Neymar se merece todas las agresiones que pueda llevarse. Sucede que la afición del Valencia no recibirá el Premio Nobel de la paz, aunque lo pueda parecer a tenor de la campaña de justificación que se ha llevado a cabo en la última semana. Valencia es incluso la plaza más hostil históricamente para el Barça. Más todavía que el Bernabéu. Insultos, lanzamientos de objetos... Es la tónica dominante en las visitas que el Barcelona gira a ese estadio. Por lo que sea, el Barça cae mal, y lo pagan los jugadores con insultos y botellazos. Y la última visita no fue una excepción. No ocurrió nada que no hubiera sucedido antes.

Tarjeta a Messi por recibir un botellazo

En la temporada pasada, sin ir más lejos, a Messi ya le llamaban a coro "subnormal" -que nivel más pobre- antes incluso de que empezara el partido y hubiera motivos para faltarle el respeto. Parecía que el encuentro iba a acabar en empate, pero la "bestia" estaba motivada y en la última acción del juego Messi le envió un balón a Busquets que acabó en gol y le dio el triunfo in extremis al Barça. La "pacífica" afición del Valencia reaccionó con su tradicional violencia verbal y física lanzando objetos e improperios contra los jugadores del Barcelona. Una moneda y una botella impactaron en Messi. Ese era el objetivo. El argentino se dolió, comprobó que tenía sangre en la cabeza y cuando se dirigía al centro del campo para que el Valencia sacara de banda, el árbitro le enseñó la tarjeta amarilla...¡por perder tiempo! Así se escribe la historia. Cualquier motivo es bueno para enseñarle una tarjeta a Messi. Le lanzan un botellazo en la cabeza y le hacen sangrar y la tarjeta se la lleva él or perder tiempo. Una provocación más.  ¡Qué malos son estos chicos del Barça!

Deja tu Comentario