2016-11-07 13:11 Leo Messi Por: Administrador

¿Tiene bula arbitral Cristiano Ronaldo?



Sergio Portales Existe indignación en el vestuario del FC Barcelona por lo que se considera una campaña arbitral contra el equipo azulgrana y un trato de favor hacia el Real Madrid, que en la última jornada se ha manifestado con la tarjeta amarilla que recibió Leo Messi después de recibir una entrada de amonestación que incluso le rompió la bota mientras que Cristiano Ronaldo se fue con el mismo castigo por decirle al árbitro Mateu Lahoz, a la cara: “fuck off”, es decir "que te jodan", una expresión que la vedette portuguesa tiene muy presente porque incluso la ha empleado en repetidas ocasiones contra la afición del Real Madrid cuando le han silbado, tal y como han recogido de manera fehaciente las cámaras de televisión. Mateu Lahoz, que en el vestuario del Barça tiene fama de madridista, no se atrevió a expulsar a Cristiano Ronaldo. Sin embargo, a Jaime Latre le faltó tiempo para amonestar a Messi por rehacerse de una agresión atándose los cordones de la bota que había saltado por los aires tras el pisotón de N´Zonzi. leo-messi-lamenta-tras-recibir-impacto-una-botella-mestalla-1417422258724 La acción del Sánchez Pizjuán recuerda la que se vivió la temporada pasada en Mestalla, cuando Messi recibió un botellazo ante el árbitro y, mientras se palpaba el cráneo para comprobar si tenía sangre, el colegiado optó por amonestarle por perder tiempo. Parece que contra Messi vale todo mientras la estrella del Real Madrid tiene bula para dar rienda suelta a su mala educación. En el vestuario del Barça nadie duda de que si Messi llega a reaccionar como Cristiano Ronaldo ante la amonestación del colegiado, con una frase similar, habría visto la roja. Parece claro que Cristiano Ronaldo está nervioso comprobando cómo Leo Messi le come el terreno en la lucha por un Balón de Oro que ya creía ganado. Así se entiende el pisotón a un jugador del Legia, los desplantes a Bale por no pasarle el balón y la desmedida reacción ante el árbitro con esa frase ofensiva que pareció pronunciada bajo la convicción de que Mateu Lahoz no se atrevería a expulsarle.
 
 
 

Deja tu Comentario