2017-01-26 10:01 Opinión Por: Administrador

¿La MSN dónde está... Dónde está la MSN?



Pedro Riaño Zidane y sus chicos han dejado a lo más florido de la Caverna madridista retratado hasta los tuétanos. Con la Felizidane lo han tapado todo hasta ahora. Convenía vender a Zidane como el nuevo Guardiola de Florentino aprovechando su flor y las ayudas arbitrales en la final de la Champions League. Y con eso llevan meses distrayendo al personal, que de eso se trata. Viven de ilusiones, de sueños gloriosos de futuro, de deseos que no se cumplen y que nada tienen que ver con la realidad. Por eso aprovechan una racha de tres partidos deficientes de Messi, Suárez y Neymar para organizar un concurso de cante entre los fieles palmeros de El Chiringuito para cantar eso de "¿La MSN dónde está... dónde está la MSN?" Y así son felices... e inasequibles al desaliento. Incluso después de dos derrotas seguidas del Real Madrid aún seguían cantando en el plantó, para vergüenza ajena, lo de la Felizidane. Y quien cantó anoche fue el Real Madrid. Ya no se atreven a preguntar por el paradero de la MSN porque lo conocen muy bien, especialmente en las últimas fechas, en las que Messi, Suárez y Neymar se salen.

Los nervios de Pedrerol son los nervios de Florentino

Y Pedrerol se puso anoche nervioso. ¿Cómo va a seguir vendiendo la moto del Real Madrid bueno y el Barça malo si los suyos no son capaces de eliminar al Celta de la Copa del Rey? En busca de más audiencia, se enfadó, se marchó del plató y dejó a sus invitados tirados por un error de un becario. Como en el Crackòvia. “Analizad esto vosotros, yo me voy. Hasta mañana, os quedáis con ellos”, dijo a la audiencia. Y se fue. Los nervios de Pedrerol son los nervios de Florentino Pérez. Ya se sabe que el popular periodista catalán afincado en el Real Madrid no da un paso sin consultarlo antes.