2012-09-12 16:09 Real Madrid Por: Administrador

13 años del debut del "Santo" del Real Madrid



Fue un 12 de septiembre de 1999. John Benjamin Toshack era el técnico de un Real Madrid al que le tocaba viajar a Bilbao en la tercera jornada de Liga. Ilgner, el guardameta alemán de la séptima, se había lesionado y el portero suplente, Bizarri, tampoco andaba bien físicamente. El entrenador galés dirigía entonces la mirada hacia una joven promesa que ya había estado en el banquillo de los mayores en la temporada 97-98 y que acababa de hacer la pretemporada con el primer equipo. A Iker le tocaba bautizarse en un templo del fútbol, escenario nada sencillo para él: San Mamés.

Aquel partido terminó con resultado de empate (2-2). Julen Guerrero tuvo el "honor" de marcarle el primer gol a Iker en Primera División en el minuto quince, pero el guardameta cuajó una gran actuación, como él mismo comenta: "Antes de viajar a Bilbao, Toshack me preguntó cómo estaba. Le dije que bien y me dijo que perfecto porque iba a jugar en San Mamés. Me entraron los nervios y llamé a mis padres para decírselo. Esa noche dormía con Hierro, pero me dejó hacerlo sólo para que estuviera tranquilo. Pasé de jugar el playoff de ascenso a Segunda B a estar en San Mamés ante 50.000 personas. No fue fácil, pero para ser la primera vez lo hice bien. Me pongo un notable".



Muchísimo más que notable ha sido su carrera desde entonces: 13 temporadas al máximo nivel, 630 partidos con el primer equipo y muchos más en toda su carrera y un extenso historial de títulos: Cinco Ligas, una Copa del Rey, dos Champions League, dos Intercontinentales, una Supercopa de Europa y tres Supercopas de España, todo esto con el Real Madrid.

A esa lista de éxitos hay que sumar dos Eurocopas y un Mundial con la Selección española, todo ello conquistado desde la capitanía que ostenta desde poco antes de iniciarse el ciclo ganador de la Roja; Y por encima de las muchas distinciones individuales que colecciona, destacan las cuatro consecutivas que le acreditan como mejor portero del mundo ininterrumpidamente desde el año 2008 por la IFFHS.

Sin embargo, por encima de todos los éxitos deportivos y los récords numéricos, está el hecho de ser considerado una auténtica figura en lo humano y una excelente persona, modelo para los más pequeños; Algo que le ha valido, entre otras cosas, para ganar hace muy poco el Premio Príncipe de Asturias de los deportes junto a Xavi Hernández. Casillas peleará también por convertirse en el segundo portero de la historia en ganar un Balón de Oro esta temporada. Una temporada que afronta con las mismas ganas y la ilusión que tenía hace 13 años, pero con mucha más experiencia. ¡Felicidades Iker!




Deja tu Comentario