2012-05-25 10:05 FC Barcelona Por: Administrador

14 de 19...¡Eso es un ciclo como Dios manda!



Tres Ligas, dos Champions League, tres Supercopas de España, dos Supercopas de Europa, dos Mundiales de clubs y una Copa que hoy podrían ser dos. Total, 13 que pueden ser 14. Y un ahí queda eso. Guardiola se va por la puerta grande después de convencer al mundo entero, con la excepción de un pequeño punto en el centro de España, de que su equipo, el equipo que él ha construido a su imagen y semejanza, es el mejor de la historia, el que mejor fútbol ha practicado, el que más ha respetado al balón, también el más deportivo y el que mejor representa los valores de UNICEF que luce en la camiseta.

En ese mismo periodo de tiempo el Real Madrid ha ganado una Copa y una Liga. También ese pobre balance es mérito de Guardiola porque el club blanco no ha regateado esfuerzos en fichajes para minar el poderío blaugrana. Concretamente 500 millones. Para obtener esta retahila de triunfos, el Barça ha debido superar a un gran Real Madrid plagado de rutilantes estrellas fichadas a golpe de talonario. Pero el balance de 13 (o 14) a 2 explica con contundencia quién ha triunfado en el empeño y quien ha fracasado.



Además, Guardiola puede presumir con orgullo de haber conseguido los éxitos en casa, que su trabajo ha engrandecido al club de sus amores. Y los barcelonistas han disfrutado con un entrenador de casa, que habla su idioma y entiende lo que el pueblo catalán espera de él. Los éxitos tienen así mejor sabor, mucho mejor que si hubieran llegado de la mano de un entrenador de fuera y a base de utilizar el talonario. El barcelonismo ha disfrutado de los éxitos de su técnico en casa y no han necesitado venerarle echando mano de triunfos antiguos cosechados en paises lejanos y en equipos que no son el Barça. Eso es gloria ajena, no propia.

Pep pone hoy en el Calderón el punto y final a su carrera como entrenador del FC Barcelona con una nueva final, ese último partido en el que es habitual ver al Barça en los últimos años. Será la final número 12 de Pep en cuatro años. O lo que es lo mismo, dejará establecido el récord de tres finales por año como promedio. De las 11 finales previas sólo perdió una. Otro récord a batir para los aspirantes a recoger el relevo de Pep en el trono de los banquillos del fútbol mundial.


Deja tu Comentario