2012-01-12 10:01 FC Barcelona Por: Administrador

18 expulsiones en año y medio con Mourinho



Desde que Jose Mourinho es el entrenador del Real Madrid, 18 jugadores blancos han sido expulsados del terreno de juego, un balance preocupante si tenemos en cuenta que el técnico portugués apenas lleva un año y medio al frente del equipo madridista. Álvaro Arbeloa, que fue expulsado ayer en Málaga es, junto con Pepe, el jugador que en más ocasiones ha visto la cartulina amarilla: tres veces. Les siguen, con dos expulsiones, Marcelo, Di María, Carvalho y Sergio Ramos. El grupo de la vergüenza lo completan, con una expulsión, Albiol, Casillas, Khedira y Xabi Alonso.

No debe sorprender esta estadística tan desproporcionada en un equipo que se precia de jugar a fútbol si tenemos en cuenta que tanto Mourinho como su ayudante Rui Faria, también portugués, muestran también una tarjeta de presentación repleta de expulsiones, con dedo en el ojo incluido. Quizá por eso, porque las consignas desde el banquillo van encaminadas a la bronca y la provocación, el Barcelona es el rival ante el que han visto más cartulinas rojas los jugadores madridistas. En total, con Mourinho en el banquillo, han sido expulsados seis jugadores madridistas en los clásicos.



El Barcelona, por su parte, es la cara opuesta. En los últimos años se ha distinguido por su fair play, tanto con el primer equipo como con el filial, recibiendo el trofeo al juego limpio. En la presente Liga el Real Madrid ya ha visto 42 tarjetas amarillas y 3 rojas, mientras que al Barcelona ha visto 32 amarillas y ninguna roja. Es el resultado de las 225 faltas que ha cometido el Real Madrid por las 182 del Barcelona.

Echando mano de su repertorio de excusas, Mourinho trató en un momento dado de justificar sus constantes fracasos ante el Barcelona con el dato de que al Real Madrid le costaba mucho acabar el partido con once jugadores cuando los blaugrana estaban delante. El problema no era el Barcelona ni los arbitrajes de los clásicos. Al Madrid no sólo le expulsan jugadores ante el Barcelona. Con Mourinho lo normal es que cuando un partido se complica haya jaleo, de ahí que nadie deba sorprenderse porque en apenas año y medio el Madrid haya superado la barrera de las 20 expulsiones entre los jugadores de campo y el banquillo.

No sería de extrañar que la lista aumente en la próxima sesión de dos clásicos que tendrá lugar en la Copa. Estando Mourinho por medio, sería lo más normal del mundo.



 

 




Deja tu Comentario