2012-03-06 09:03 FC Barcelona Por: Administrador

200.000 euros anuales para perjudicar al Barça



Nadie cobra tan bien, por en algunos casos, hacer tan mal su trabajo.Una situación que en otros ámbitos de la sociedad, sería inaceptable.

Curiosamente los dos colegiados que dan más que hablar, sólo los únicos profesionales del arbitraje en la Liga. Velasco Carballo y Mateu Lahoz viven exclusivamente del fútbol, mientras que el resto de colegiados tiene otra fuente de ingresos en sus profesiones.



Los clubs de la Liga están pagando un precio muy alto por el servicio que reciben de los colegiados, unos auténticos privilegiados de la sociedad, máxime teniendo en cuenta las restricciones económicas que están sufriendo todos los trabajadores en los últimos años. Cada árbitro español se va a los 18.000 euros  brutos mensuales para un total anual aproximado a los 200.000 euros, sumando el sueldo fijo, el pago por partido dirigido, las dietas y otros extras.

Un fortuna en los tiempos que corren. Desglosado, cada árbitro percibe 10.000 euros brutos fijos al mes. 3.438 euros brutos por partido dirigido y arbitra una media de dos mensuales. 53 euros de dieta por día y tiene la obligación de pernoctar en la ciudad donde va a dirigir el encuentro. Y un kilometraje de 0,19 euros si viaja con su vehículo propio.

A todo eso hay que sumar que el colectivo arbitral percibe 12.000 euros anuales en concepto de publicidad. Los sueldos de los asistentes son de 1.440 euros, mientras que el cuarto árbitro se lleva 1.435. En Segunda división, los cargos son de 1.512 euros por partido para los colegiados y 682 euros para los asistentes.



Unas cifras que solo superan en Europa los colegiados de la Premier League, los únicos que son profesionales. En Inglaterra, el sueldo mensual alcanza los 24.000 euros al mes. El resto de Ligas pagan por debajo de la española. Y excepto la italiana, donde los árbitros pueden llegar a los 150.000 euros anuales, el resto está muy lejos de los nuestros.

 


Deja tu Comentario