2012-12-26 16:12 Real Madrid Por: Administrador

2013 traerá al nuevo Mourinho



"A esto le damos la vuelta". Esto es lo que habría espetado el entrenador de Setúbal antes de emprender el camino hacia su tierra y con la tranquilidad de pasar las fiestas con la familia en el horizonte. Una afirmación que, según podemos leer en AS, de la mano de Tomás Roncero, ha calmado a más de un directivo que veía necesario cortar por lo sano y poner fin a la etapa del preparador luso en el club.

Es cierto que la suplencia de Casillas va totalmente en contra de lo que Florentino Pérez le habría pedido a Mourinho durante su encuentro privado la pasada semana. En aquel desayuno el presidente le exigió calma y un rebajamiento de la tensión que flota permanentemente en el aire esta temporada, y se reiteró mandándole un mensaje subliminal de manera pública durante su discurso en la comida con los medios de comunicación: "A mi modo de ver, el fútbol no es tensión, es ocio, es esparcimiento. A la gente no le gusta la tensión y el que la provoca no saca mucho rendimiento. La gente viene al estadio a disfrutar, a relajarse, a olvidarse de los problemas que tiene en casa. El fútbol no debe servir para tensionar, sino todo lo contrario". Sin embargo, el mandatario le va a dar un margen de confianza.



Cabe esperar que a la vuelta de Navidades, frase de Mou mediante, todo vuelva a la normalidad, también en lo que respecta a la situación del portero, y la prioridad entonces será superar la eliminatoria de Copa contra el Celta y mejorar la imagen en la Liga justo antes de emprender el camino hacia la Décima con el United.

Y esa frase del técnico reitera su voluntad a corto plazo de quedarse, más que nada porque, a pesar de que la caverna y muchos otros desearían su cabeza en una bandeja y no paran de vender la idea de que quiere provocar que le cesen, él mismo dejó claro tras la derrota en Málaga que no está desenchufado de su equipo: "Si yo sintiera que los jugadores no quisieran, soy demasiado honesto para continuar en una lucha perdida. Sería el primero en ser honesto. Pero los jugadores quieren. Les he dicho que tienen razones para volver a casa tranquilos".

Calma, borrón y cuenta nueva. Esa debe ser la consigna en un 2013 que se espera traiga el éxito más ansiado por todo el madridismo y que haría que cualquier actuación en cualquier otro frente pasara desapercibido en la futura historia del club blanco.




Deja tu Comentario