2016-02-22 17:02 Real Madrid Por: Administrador

Las consignas de Pedrerol y Roncero: "Zidane no tiene culpa de nada"



El madridismo mediático, lo que comúnmente se conoce por Caverna Mediática o Central Lechera, ya tiene consignas claras para afrontar la enésima crisis del Real Madrid está temporada: mucho baloncesto y Zidane no tiene la culpa de nada. Así lo ha expresado Tomás Roncero en As. Ahora se trata de atizar a los jugadores, los mismos, pobrecitos, que se sentían maltratados por el "inútil" de Benítez, al que había que echar por ser el mismo diablo en persona.

Zidane recupera el orgullo, pero no los puntos

Tomás Roncero lo explica así en As: "Zidane no tiene la culpa de nada. Bastante ha hecho recuperando un orgullo madridista que se estaba batiendo en retirada. Pero los jugadores van en otra onda y durmieron la siesta en Málaga". Y eso sí, la referencia al árbitro que no falte, aunque el Real Madrid fuera el gran beneficiado ayer en Málaga: "El gol concedido ayer en fuera de juego a Cristiano compensó el que anularon de Isco (era legal) en el partido de la primera vuelta. Pero eso no me consuela nada. Ni el penalti claro a Modric no señalado cerca del final. Me tienen tan quemado que se te quitan las ganas de reivindicar cuestiones más allá del desarrollo del juego. Porque juego no hay. Ni orgullo ni autoestima. Pero el Madrid es tan grande que podrá con todo. Y hasta veo factible ganar la Champions en Milán el 28 de mayo. Pero primero hay que decirle a nuestros jugadores que bajen a la Tierra. Ya les vale...". Tomás Roncero ve factible ganar la Champions, seguramente porque debe poseer información privilegiada más que por los hechos constatables de un equipo que marcha a la deriva sin un líder capaz de poner orden.

Las consignas de Pedrerol

En la misma línea se ha expresado Josep Pedrerol, que debía tener las mismas consignas. Toca atizar a los jugadores y salvarle la cara al pobre Zidane, que no sabe todavía dónde se ha metido y se ha dejado cinco puntos sobre nueve posibles en sus tres salidas. Lo de echarle la culpa de todo a Benítez no cuela, pero los expertos en la manipulación están en ello. Ha dicho Josep Pedrerol en Jugones, muy afectado, lógicamente: "Ni Zidane ni historias. ¡La culpa la tienen los jugadores!". "Zidane les da cariño, pero los jugadores tiran la Liga". "Los jugadores son los grandes señalados". "Sin líder en el campo, sin garra, sólo Zidane mostraba rabia". "La falta de actitud de los futbolistas condenó al Madrid". "Parecía que Zidane era el único que sabía lo que se jugaba el Madrid y hasta le dio una patada a una botella". "No valen excusas: los jugadores son los grandes culpables por su falta de actitud". "Eso no depende del entrenador, es cuestión de orgullo". "Zidane no puede hacer milagros, pero ha recuperado a jugadores que habían perdido la ilusión". "Deben jugar los que se parten la cara por el Real Madrid". "Los jugadores, sin excusa".

¿No había recuperado la ilusión Zidane?

Curioso y divertido. Ni una mención al presidente que ha fichado a esos jugadores que no tienen actitud. Antes la culpa era del entrenador. Ahora la consigna es que al entrenador, ni tocarlo, que es de la total confianza del presidente. Se ha abierto la veda, pues, contra los jugadores. Los mismos, pobrecitos, a los que maltrataba Benítez. Antes, con Benítez, debían jugar los jugones, los mejores. Ahora sólo los que se partan la cara por el Madrid. Se ve que hay jugadores que han perdido la ilusión. ¿Puede haber ilusión más grande que jugar en el Real Madrid? ¿No habíamos quedado en que Zidane había recuperado la ilusión?

El Málaga estaba fresco

Más manipulacion. Más palmas, palmitas. Como en El Chiringuito la noche antes, en donde trataron de retorcer la realidad de un Madrid sin ilusión con argumentos como "el penalti fallado por Cristiano tendría que haberse repetido". Y lo mejor, del especialista en árbitros: "El sol de La Rosaleda pudo influir en el error del linier en el gol de Cristiano". Claro que sí. El sol de La Rosaleda impidió ver un fuera de juego de 94 centímetros, casi un metro. En cambio en sol de Las Palmas permitió ver con meridiana claridad que Luis Suárez estaba 12 centímetros en fuera de juego. ¡Son tremendos". Tanto, que Paco Buyo sentenció en El Chiringuito que el Real Madrid, que se ha pasado tres meses jugando un partido a la semana, no ganó en Máaga porque "el Málaga estaba más fresco al no tener partido entre semana". ¡Memorable!    

Deja tu Comentario