2016-02-25 15:02 FC Barcelona Por: Administrador

Josep Pedrerol se especializa en la venta de humo



El Real Madrid tiene instalados en los programas televisivos de Josep Pedrerol chiringuitos ambulantes de venta de humo para ocultar la eliminación de la Copa, la pérdida de la Liga y situaciones como la del fax de De Gea, la alineación indebida de Cheryshev, el cambio de entrenador a los cuatro meses o el 0-4 del clásico.

Josep Pedrerol vende humo en sus programas

Cualquier argumento argumento sirve para tapar las miserias del Real Madrid y, de paso, echarle porquería a las gestas del Barcelona durante el mandato de Florentino Pérez. De tendero en el puesto de venta de humo ejerce Josep Pedrerol en sus programas Jugones y El Chiringuito. Son los puestos más reputados en la venta de humo blanco. Pedrerol vende como nadie el producto. Esta misma temporada, por ejemplo, con el fichaje de Neymar, que fue comprado por su audencia con grandes dosis de ilusión. Luego vino el "efecto Zidane", más ilusión para el madridismo a base de estupendos entrenamientos, buen  rollo, abrazos y demás que sólo han servido para distanciar aún más al Real Madrid del Barcelona en la clasificación. La siguiente alegría vino en forma de "exitazo" porque Florentino Pérez ha privado al Barça de celebrar el título de Copa en el Bernabéu. De estas ilusiones en forma de gestas vive el madridismo a falta de otras noticias relacionadas con los éxitos de su equipo.

El último golpe de efecto de Pedrerol

El Madrid sigue sin levantar cabeza y la producción de humo ha tenido que multiplicarse. Por ejemplo, los jugadores del Barça son unos teatreros, por ejemplo el Barça juega al contragolpe y renuncia a sus principios fundamentales. ¡Menudo argumento para alegrar la vida al madridismo! Con teatro o sin él, con contragolpe o sin él, el Barça está donde está y el Real Madrid donde le corresponde. Ahí poco puede hacer el humo. Y la última bocanada la ha dado hoy Josep Pedrerol, capaz de encontrar humo de debajo de las piedras. Ahora es en forma de un chaval de la cantera, un tal Borja Mayoral, del que explican maravillas. Como antes se explicaron de Morata, de Jesé, de Carvajal, de Medrán, de Lucas Vázquez o de Callejón. Más humo. Pero con eso se entretiene ahora Josep Pedrerol, notificando al madridismo que puede estar tranquilo a pesar de todos los pesares, porque el chaval es un fenómeno y eso puede borrar todos los disgustos de la temporada. Humo en estado puro. La viñeta de Caye de hoy en el diario Sport que acompaña a esta noticia es suficientemente ilustrativa.

Deja tu Comentario