2016-03-02 22:03 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid inicia la reconquista de su autoestima (1-3)



Tres puntos, tres goles y dos lesionados y medio. Es el bagaje del Real Madrid en su visita al Ciutat de Valencia, en donde ha derrotado al Levante por 1-3, con goles de Cristiano Ronaldo, de penalti, Mayoral con la colaboración del portero Mariño e Isco ya en el tiempo de prolongación. El Levante había anotado el 1-2 por medio de Deiverson, con falta previa sobre Casemiro que el colegiado no quiso ver. Misión cumplida. Los jugadores blancos han superado el primero de los exámenes finales a los que les somete Zinedine Zidane. El trato es mejorar progresivamente partido a partido para ir a más en la Champions League y cerrar el año con La Undécima para sacar el mal sabor de boca que tienen los aficionados madridistas tras la pérdida de la Liga y de la Copa. Los jugadores han cumplido, pero sin grandes excesos. Con una alineación de circunstancias, Zidane ha dado entrada a Pepe, de nuevo, en la defensa, en la que formaba con Varane, Danilo y Nacho. Casemiro acompaña a James y Kroos en el centro del campo, mientras que delante Zidane ha alineado a una delantera inédita: Cristiano-Mayoral-Lucas Vázquez.

Cristiano abre el camino del triunfo

Los primeros minutos han sido alarmantes. El Levante ha sido descarado y le ha jugado con insolencia al Real Madrid porque sus jugadores se lo han permitido. Y Keylor Navas se ha visto obligado a realizar dos paradones para evitar que el balón entrara. Sin embargo, pasada la arremetida inicial, el Madrid se fue haciendo con el mando del partido y el juego ha entrado en una fase de sopor sólo rota por dos oportunidades muy claras de Cristiano Ronaldo que no han entrado de milagro. Pero en el minuto 34 ha llegado un penalti de libro a Lucas Vázquez que Cristiano ha convertido en el 0-1. A partir de ahí han desaparecido los nervios y el Real Madrid ha jugado con más entereza, hasta el punto de que cuatro minutos después Mayoral, con la colaboración del portero Marinho, dejaba establecido el 0-2 que sentenciaba el partido. Y un minuto después empataba Deiverson aprovechando una falta previa sobre Casemiro que el árbitro no quiso ver.

Tres lesiones de no titulares

Tras el descanso James y Nacho han tenido el 1-3. Y luego Cristiano, que enviaría el balón al poste. El Madrid no marcaba, pero dominaba sin agobios a un Levante que iba a menos a medida que perdía fuelle. Y en los últimos compases del partido llegó lo verdaderamente preocupante para el Real Madrid. Casemiro tuvo que dejar el campo auquejado por un calambre. Luego fue Mayoral quien se fue lesionado. Y finalmente Lucas Vázquez quien fue el receptor de calambres. Los tres habituales suplentes, los tres novedades en la formación titular. ¿Qué está pasando en la enfermería del Real Madrid? Lucas Vázquez se rehizo y acabó el partido renqueando.

Las notas del partido

Lucas Vázquez, por cierto, fue la sorpresa positiva del partido. Muy activo, ha participado mucho en el juego y siempre con criterio e intención. Hoy ha demostrado que le sobra clase para dejarse ver más a menudo entre los titulares. También ha causado buena impresión Casemiro, el "protegido" de Benítez, que ha respondido a la perfección a lo que pedía Zidane: morder en el campo. Mayoral ha superado la prueba con nota con su movilidad y acierto en el disparo que ha significado el segundo gol. El que no ha cambiado de signo es James, apático como en los últimos partidos. Y nota para Cristiano Ronaldo. No sólo no se escondió, sino que dio la cara, se ofreció a sus compañeros y creó mucho peligro con el balón controlado y creando espacios. La mejor versión del crack portugués. No se trata de lanzar las campanas al vuelo, pero el partido de hoy puede ser el inicio de la reconquista de la autoestima. El primer examen, superado. Quedan muchos más por delante. Los necesarios para orientar el futuro de este equipo hacia Milán el 28 de mayo. La final de la Champions League espera, y ahí tiene que estar el Real Madrid. La Liga debe servir para que lleguen a la cita con La Undécima como motos.

Deja tu Comentario