2016-03-26 19:03 Por: Administrador

VÍDEO ¡Qué pedazo de futbolista! Repasamos los mejores goles de Johan Cruyff



Johan Cruyff nos ha dejado, pero su fútbol quedará para siempre. Como futbolista formó parte de ese grupo privilegiado de élite, los cinco que comen aparte, que están un escalón por encima de los demás. Hay futbolistas buenos y muy buenos. Y otra clase que son los fuera de serie. Son los Di Stéfano, Pelé, Maradona, Messi y él.  Ahí quedará para siempre Johan Cruyff, que fue número uno mundial indiscutible en su época. Ganó tres Balones de Oro y tres Copas de Europa con el Ajax, pero su magia la distribuyó también en el Barcelona, en donde permaneció cinco años, en Los Ángeles Aztecas, Washington Diplomats, Levante y Feyenord en el final de su carrera. Cruyff era un futbolista muy dotado físicamente. Ni alto ni bajo, tenía una musculatura privilegiada que sin necesidad de ejercitarla le permitía imponerse siempre en la carrera aprovechando un cambio de ritmo excepcional que igual frenaba en seco que arrancaba sin dar opción al defensa a seguirle. La velocidad fue uno de sus puntos fuertes. Pero esa velocidad la acompañaba con una elegancia innata que le hizo ganarse el apodo del "holandés volador" por su facilidad para saltar por encima de las tarascadas que recibía de los defensas. Sus centros de rosca con el exterior crearon escuela, así como sus remates de cabeza, especialidad que dominaba pese a su 1,78 gracias a su agilidad atlética que le permitía saltar más que los defensas, aunque le superaran en estatuta. Johan sabía permanecer en el aire esperando a que el defensa cayera para conectar el testarazo. Cruyff dominaba todas las facetas del juego. Aunque no era un goleador nato, marcaba muchos goles. Le gustaba iniciar la jugada desde atrás y llegar hasta el área con el balón controlado para decidir lo que hacía. Con el Barça marcó goles inolvidables, como aquel al Atlético de Madrid en el que voló para conectar el balón con su esterior ante la sorpresa de Miguel Reina.

Deja tu Comentario