2016-06-22 20:06 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid consigue el doblete de basket a costa del Barça



Carlos Muñiz 22 años después, el Real Madrid ha vuelto a asentar su hegemonía en el baloncesto español ganando el doblete, Liga y Copa en la misma temporada. No ha hecho falta llegar al quinto partido y el Real Madrid se ha vuelto a ventilar al Barça (90-84) en otra exhibición blanca que ha dejado al descubierto las carencias del Barça más flojo de los últimos años. El cuarto partido de la serie final del playoff de la Liga ACB ha empezado con claro dominio del Barça, que desde el principio ha mandado en el marcador con cómodas ventajas de seis-siete puntos merced a la excelente defensa de Brad Oleson sobre Carroll, la gran preocupación de Xavi Pascual. Ante Tomic, muy motivado, ha impuesto su ley bajo los aros y se ha llegado al término del primer cuarto con un 19-26 que ha empezado a difuminarse en el segundo cuarto, cuando el Barça ha iniciado las rotaciones, Llull se ha comido a Arroyo y a base de triples ha ido neutralizando la ventaja azulgrana hasta poner al Real Madrid por delante con un 36-34, después de un parcial de 17-8. El Chacho Rodríguez ponía orden, pero el partido era una lucha de Llull contra todos. El menorquín masacraba al Barça con sus triples, pero con poca colaboración de sus compañeros. En los últimos compases del segundo cuarto el Barça ha resurgido apoyándose en un inspirado Perperoglou, bien secundado por Tomic, amo de los tableros, lo que le ha permitido al equipo de Pascual llegar al descanso con ventaja: 45-47. En el tercer cuarto se han producido muchas alternancias en el marcador mientras los suplentes estaban en juego y el Real Madrid se ha aprovechado de los despistes defensivos del Barça traducidos en balones perdidos. El rebote era del Madrid, que ha llegado a anotar una canasta capturando hasta cuatro rebotes. Navarro, que se ha convertido en el máximo anotador de la historia de los playoff superando a Villacampa, ya es una sombra de lo que fue y ha fallado una y otra vez arrastrando a su equipo al precipicio. Por contra, en el Real Madrid Llull y su talento y su garra mantenían a raya al Barça. Y en el tramo final del partido le ha salido un socio, el Chacho Rodríguez, inmenso, que ha aniquilado al rival a base de triples muy oportunos que abortaban todos los intentos culés de acortar distancias. Al final del tercer cuarto se ha llegado con un cómodo 72-65. Y el último cuarto lo ha ganado el Real Madrid a base de ganas, de garra, de pundonor. Pascual ha sacado a Navarro para arreglarlo y en lugar de eso lo ha empeorado todo. A un minuto del final Dollman ha dejado el tanteo en un peligroso 87-84 que Rudy y Llull han convertido en el definitivo 90-84 que hace justicia a los méritos del Real Madrid en el partido de hoy y en toda la serie de la final. El Real Madrid revalida su título de Liga y lo suma al de Copa en una temporada en la que sólo ha faltado la Euroliga. Pero ¡Chapeau! Felicidades a un equipo que ha sabido hacer felices a los 12.000 madridistas que se han dado cita en el Palacio.  

Deja tu Comentario