2012-05-24 18:05 FC Barcelona Por: Administrador

27 segundos para silbar el himno. Ni uno más



Mañana será un día intenso en Madrid. Casi 50.000 aficionados barcelonistas y bilbainos coparán las calles de Madrid esperando la victoria de su equipo en el Calderón en el partido que dará comienzo a las diez de la noche. Antes, tomarán las calles de la capital de España y coincidirán con una manifestación ultraderechista que ha sido bendecida por el Ministerio de Interior en un ejemplo claro de falta de previsión y de irresponsabilidad política.

Luego, ya en el estadio Vicente Calderón, los aficionados esperarán el inicio del partido convenientemente caldeados por la actitud de Esperanza Aguirre inculpándoles como delincuentes en potencia antes de haber delinquido. Lo que la presidenta de la Comunidad de Madrid ha conseguido es que si algunos no se habían planteado la posibilidad de silbar el himno, lo hagan ahora con más fuerza como respuesta a su actitud provocativa. No sería la primera que sucedería. En Valencia, hace tres años y con los mismos rivales sobre el césped, ya fue saludado con una sonora pitada el himno español en cuanto el Rey hizo acto de presencia en el Luis Casanova. La difeferecia entre aquel día y mañana es que en esta ocasión los acordes del himno nacional español sonaron durante un espacio más corto de tiempo dado que será el Príncipe y no el Rey quien presida el encuentro. Así lo estipula el Real Decreto 1560/1997, de 10 de octubre



Líos políticos al margen, los aficionados se desplazan a Madrid para vivir la fiesta del fútbol y, dentro de ese marco lúdico, podrán disfrutar a partir de la siete de la tarde en el Vicente Calderón de diferentes actuaciones musicales, como las de Fito&Fittipaldis, Carlos Jean o Lax ´n´Busto. Algunos o alguna han querido convertir la final en un escenario de confrontación política. En realidad los aficionados desplazados no tienen más interés que ver ganar a su equipo y disfrutar de una jornada entretenida. Lo del populismo para captar votos del electorado más conservador es cosa de otros.


Deja tu Comentario