2016-11-11 12:11 Reportajes Por: Administrador

Johan Cruyff, las medallas y la Creu de Sant Jordi



Fede Peris El diario Sport, que con la llegada de Ernest Folch a su dirección ha dejado de ser el periódico del Barça para convertirse en el órgano propagandístico de Johan Cruyff, Pep Guardiola, Joan Laporta, y todo lo que cuelgue de ellos, publica hoy un editorial de su director glosando la figura de Johan Cruyff, apoyando la iniciativa del ayuntamiento de otorgarle la medalla de la ciudad al mérito deportivo y reclama más homenajes -todavía más- para el ex jugador y ex entrenador recientemente fallecido:  "Y es que era un acto muy necesario para recordar lo que Barcelona le debe a Cruyff. Ahora que esta ciudad es uno de los grandes destinos turísticos del mundo, y que a veces tiende a mirarse al ombligo, es de agradecer que tenga la capacidad de homenajear las figuras que la han ayudado a ser lo que ahora es. Barcelona fue la ciudad que Cruyff escogió para vivir (y también morir), y ayer agradeció este honor con toda la solemnidad que merecía. Con Johan ya ha hecho los deberes Holanda, ayer los hizo Barcelona y ahora solo queda el Barça. SPORT ha podido saber que el club ya le ha hecho llegar una propuesta de homenaje a la familia y la previsión es que se concrete en las próximas semanas. Se espera que el tributo del Barça a Cruyff sea algo grande y ambicioso que perpetúe su memoria a la altura de su inmenso legado. El memorial que el Barça le dedicó en el Camp Nou justo después de fallecer fue un espacio de gran sensibilidad y un acierto celebrado por todo el barcelonismo, que además ayudó a coser heridas del pasado. Pero ahora toca cerrar el círculo, y hacerlo lo antes posible. Con la medalla a Cruyff, Barcelona le ha mostrado al Barça que nunca es tarde para un tributo, para honrar a quien te ha servido y para hacer las paces con tu pasado".  

La Creu de Sant Jordi concedida a Johan Cruyff

Lo que no explica el diario Sport es que, en vida, la Generalitat condecoró a Johan Cruyff en 2006 con la más alta distinción que la sociedad civil puede recibir en Cataluña: la Creu de Sant Jordi, y Johan Cruyff no se dignó a recogerla personalmente. Así lo explicó en su momento Madrid-Barcelona.com : "La Creu de Sant Jordi, la más alta condecoración que concede el Govern de la Generalitat, fue otorgada a Johan Cruyff sin que se conozca a día de hoy en base a qué merecimientos. La entrega de medallas se efectuó en un magno escenario, el Gran Teatro del Liceu, y Johan Cruyff se ausentó porque ese día, un lunes, un profesional de la comunicación responsable como él debía atender sus compromisos laborales con la Cadena televisiva holandesa NOS, en donde debía comentar los partidos de la Champions League del martes y miércoles. Cruyff demostraba así el nulo conocimiento que tenía de la vida pública catalana. Vamos, que después de más de 30 años aún no sabía dónde estaba. Y tampoco se le veía interesado por documentarse. Tamaño desprecio dio pie a algunos a plantearse qué había hecho Cruyff para hacerse merecedor a una distinción tan importante. Por ejemplo, Vicenç Serrat en infoesports.com el 20 de septiembre de 2006: “He dado muchas vueltas a los posibles méritos de Johan Cruyff para conseguir la Creu de Sant Jordi. La verdad es que no he encontrado muchas. Creo que el Gobierno de la Generalitat, formado por el PSC e ICV, ha valorado que Cruyff, que tiene relación con Barcelona desde 1973, no pone mala cara, ni hace muecas, cuando le hacen una pregunta en catalán. Es más, 33 años después, cuando le hacen preguntas en catalán no necesita que se lo repitan: las entiende a la primera. ¿Que no lo habla? Esto ya sería hilar demasiado fino. Otra posible razón sería que Cruyff siempre ha sido un hombre muy desinteresado cuando se ha tratado de promocionar el país (Catalunya, claro) en otros países. No se conoce un embajador mejor de Catalunya. Seguro que el Govern, en su decisión, ha valorado que Cruyff nunca ha denunciado a su amado club, el FC Barcelona, para cobrar la liquidación de su contrato cuando dejó de ser entrenador del FC Barcelona. Pedía 300 millones y terminó cobrando 9 … Ah, que tiene un hijo que se llama Jordi. Quizás sea esta última la guinda que ha hecho que el Govern le dé a Cruyff la Creu de Sant Jordi. Por cierto, ¿cuál es la nacionalidad del muchacho? Para obtener la Creu de Sant Jordi, una persona o una entidad deben proponer el nombre de un tercero para su concesión. ¿Nos explicará alguien quien ha sido el avalista de Johan Cruyff? “ Domènec García no quiso dejar pasar la oportunidad de expresar su punto de vista en e-noticies.com: “Cruyff no habla nada de catalán después de haber estado treinta años entre nosotros, como jugador fue un fracaso (una Liga y una copa en cinco años, tras los cuales el Barça quedó arruinado) y como entrenador tuvieron que ayudarle desde los despachos para ganar lo que ganó. Y no es cuestión ahora de entrar en detalles. Pero si tengo que buscar y encontrar un gesto de Cruyff a favor de Catalunya (repito, Catalunya y no un partido o unos políticos, que no es lo mismo), no encuentro ninguna. En estos momentos, su fundación se llama Foundation, en inglés, y qué poco le costaría que se llamara Fundació, ¿verdad? Y también recuerdo que hace ya muchos años, cuando el Barça contrató Meyba como primer suministrador de ropa deportiva, Cruyff nunca quiso vestir esta marca, en un claro desprecio hacia una firma catalana que buscaba abrirse paso entre los monstruos globales de la materia. Cruyff pedía dinero extra para vestir Meyba. Al final, uno llega a la conclusión de que la Cruz de Sant Jordi se la han dado para ayudar a los convergentes sector negocios a echar a Núñez del Barça, porque no había suficientes cojones para hacerlo en las urnas. Y encima, el holandés no se dignará a recogerla, eso es otra prueba del poco valor que se le da a este galardón”.

Deja tu Comentario