2016-12-23 10:12 FC Barcelona Por: Administrador

Luis Enrique pierde peso y empieza a sentirse "prescindible"



Fede Peris  “Para el proyecto deportivo, el más importante es Robert, más que Luis Enrique. El Director Deportivo es el que tiene en la mente el futuro del equipo y si nuestro entrenador, al que queremos renovar con toda rotundidad, no siguiera, él sería el encargado de encontrar un nuevo técnico de características parecidas. Evidentemente, Luis Enrique es una pieza muy importante también. Tengo la confianza que cuando nos sentemos con Luis Enrique en abril o mayo, siga con nosotros. De momento sigue trabajando día a día”. Estas palabras son un aviso a navegantes en toda regla de Josep Maria Bartomeu a Luis Enrique con el que el presidente ha intentado bajarle los humos al técnico. El importante es Robert Fernández, no él. Esas palabras, pronunciadas por Bartomeu en su balance del segundo semestre del año ante la prensa, son sólo la constatación de lo que Luis Enrique ya sabe, porque así se lo han transmitido en los últimos meses. Y por ahí vienen los problemas de Luis Enrique con la directiva y sus dudas sobre su renovación con el Barça. En su primera comparecencia ante la prensa como entrenador del Barça hace dos años y medio, Luis Enrique tuvo un especial interés en dejar muy claro que el único líder que habría en el vestuario era él. Pocos meses después Leo Messi se encargó de hacerle entender que estaba equivocado. Si entonces se le cuestionó desde abajo, ahora el ataque hacia su rango dentro del club llega desde arriba colocándole a Robert por encima suyo. Es la respuesta de Bartomeu a sus dudas, que molestan, y mucho, entre la directiva, y la advertencia de que nadie se va a poner de rodillas ante él para que renueve, por mucho que la grada coree su nombre. La conclusión de esta anómala situación de Luis Enrique es que el técnico ha perdido peso dentro del club y ha pasado a ser "prescindible".

Deja tu Comentario