2017-01-18 22:01 Cristiano Ronaldo Por: Administrador

El Balón de Oro se esconde de nuevo en una cita importante



Fede Peris Con Kevin Roldán empezó todo hace dos años. El Real Madrid se salió literalmente de agosto a septiembre goleando y humillando a cuantos le salían al paso. Parecía imposible que aquel equipo, que dirigía Ancelotti y que venía de ganar la Champions, pudiera perder algún partido. Pero una vez ganado el Mundialito de clubs a finales de diciembre, el Real Madrid cayó en la pendiente. Llegó la fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo, Kevin Roldán animó el cotarro tras un descalabró (4-0) en el Calderón y el equipo blanco se hundió estrepitosamente abriéndole al Barça el camino del triplete, el segundo de su historia, ese honor que no conoce el Real Madrid a lo largo de su centenaria vida.

Celebraron el triplete antes de tiempo... por si acaso

Todo parece indicar que la historia va camino de repetirse. Al menos en lo que respecta al Real Madrid. Zidane ha perdido la flor y ese equipo solvente y "trabajado", según sus admiradores babeantes de la prensa de Florentino, se ha convertido en aburrido y previsible. Dos partidos consecutivos y dos derrotas que ponen en peligro el cacareado triplete del que, como siempre, ha presumido la prensa madridista antes de conseguirlo... por si acaso. La cuestión es que la Liga tendrán que sudarla, y mucho. Y en la Copa están más fuera que dentro. Un año más, el Real Madrid va camino de quedarse sin ese triplete soñado : Liga, Copa y Champions. Y es que no valen lo mismo estas tres competiciones que ganar la Supercopa de Europa a partido único o el Mundialito de clubs en dos encuentros ante un equipo mexicano y otro japonés. Hoy el Real Madrid ha hecho un ridículo espantoso ante el Celta en un partido decisivo. Seguramente por eso, porque el partido era decisivo, a Cristiano Ronaldo no se le vio, como es ya tradición cuando el Madrid juega algo importante. Al Celta le metió la vedette cuatro goles hace dos años en una goleada madridista por 7-1. Fuerte ante el débil siempre. Pero hoy el fuerte era el Celta y Cristiano se borró. Pero no importa, le volverán a dar el Balón de Oro, The Best y El Guapo del Año volviendo a manejar el marketing a su antoja. Pura farsa. Hoy ha quedado demostrado. De poco le ha servido al Real Madrid tener el Balón de Oro. Un Balón de Oro de mentira.

Deja tu Comentario