2017-03-07 22:03 Real Madrid Por: Administrador

El infierno lo puso el Real Madrid en el San Paolo (1-3)



Carlos Muñiz El Real Madrid se ha ganado una plaza en los cuartos de final de la Champions League después de pulverizar literalmente al Nápoles con el mismo resultado que en el partido de ida en el Bernabéu. Como en Madrid, el Nápoles ha empezado marcando, pero la respuesta del Real Madrid ha sido letal. 1-3, con goles de Sergio Ramos (2) y Morata colocan al último campeón entre los ocho mejores de Europa. El problema del Real Madrid no era el infierno de San Paolo, con el público muy alejado del terreno de juego. Tampoco la emboscada de las cacerolas en el hotel. El problema del Real Madrid estaba sobre el césped y en su capacidad para sobreponerse a las adversidades. El Nápoles se ha atragantado desde el principio a los hombres Zidane en una primera mitad de dominio alterno que, sin embargo, el Real Madrid no ha sabido controlar.

Primera parte de susto

El Nápoles, como estaba previsto, se ha lanzado en tromba sobre la portería de Keylor Navas y ha sabido trenzar jugadas  entre líneas para llegar con peligro. La presión napolitana era agobiante y el Real Madrid se ha limitado a verlas venir y a intentar sorprender al contragolpe. Cristiano Ronaldo ha tenido el gol en uno de esos contraataques, pero el poste ha repelido su disparo. Poco después pasaría algo parecido con un remate de Mertens sobre la portería de Keylor. Y sería el propio Mertens quien se encargaría de abrir el marcador con un tiro cruzado que sorprendió a Keylor en el minuto 24 de la primera parte. Ese gol desconcertó al Real Madrid y dio alas a un Nápoles que, empujado por su público, era consciente de que otro gol le metía directamente en cuartos de final. Así se ha llegado al descanso, con un Madrid que no ha pasado grandes agobios, pero sin poder controlar el partido, tal y como esperaba Zidane.

Vuelve a aparecer el mejor Sergio Ramos

Y algo les habrá dicho Zidane a sus hombres que tras el descanso el Real Madrid ha sido otro equipo.  Ramos ha empatado el partido en el minuto 51 con un gol de los suyos, de cabeza y al remate de un córner. Y en el 57 el propio Ramos ha marcado el 1-2, con la colaboración de Mertens, que ha desviado la trayectoria del balón lo suficiente para que Reina no pudiera llegar a él. Ahí el Nápoles se ha hundido definitivamente y el Real Madrid ha sido amo y señor de la situación. Zidane ha puesto en el campo a Isco, Lucas Vázquez y Morata y el Real Madrid se ha gustado, dominando la zona ancha y llegando con mucho peligro, mientras la defensa blanca apenas tenía trabajo y a Keylor no le llegaba nada. En el minuto 91 un rechace de Reina a disparo de Cristiano es aprovechado por Morata, que casualmente pasaba por allí, para ampliar su leyenda goleadora, hacer rabiar al público napolitano que le odia por su pasado juvenitno, y colocar al Real Madrid en los cuartos de final de la Champions League por la puerta grande. Mucho Real Madrid para tan poco Nápoles. Poca encerrona y poco infierno para un rival tan grande que ha demostrado en Italia por qué es el campeón de Europa.

Ficha técnica

Nápoles, 1 - Real Madrid, 3

NÁPOLES: Reina; Hysaj, Albiol, Koulibaly, Ghoulam; Allan (Rog, min.56), Diawara, Hamsik (Zielinski, min.75); Callejón, Mertens e Insigne (Milik, min.70).

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo; Modric (Isco, min.80), Casemiro, Kroos; Bale (Lucas Vázquez, min.68), Benzema (Morata, min.77) y Cristiano Ronaldo.



--GOLES:

1 - 0, min.25, Mertens.

1 - 1, min.51, Sergio Ramos.



1 - 2, min.57, Mertens, en propia meta.

1 - 3, min.91, Morata.

--ÁRBITRO: Cuneyt Çakyr (TUR). Amonestó a Allan (min.55) y Diawara (min.89) en el Nápoles.

--ESTADIO: San Paolo. Lleno.


Deja tu Comentario