2017-03-18 18:03 Real Madrid Por: Administrador

Nuevo robo arbitral del Real Madrid en San Mamés (y van...)



Decía la prensa bufandera madridista que vive arrodillada ante su ser superior que el colegiado Jaime Latre que hoy ha pitado al Madrid en San Mamés era "peligroso" para los intereses blancos. Pero  como suele ocurrir en la presente Liga, Jaime Latre ha sido otra vez el mejor futbolista del Real Madrid en Bilbao. Hoy le ha tocado a Jaime Latre representar el papelón de facilitar al Real Madrid el camino hacia triunfo final en la Liga. Partido a partido, penalti a penalti, expulsión a expulsión... El Madrid está ya más cerca del objetivo final. Y en Bilbao no faltó la ayudita de rigor, la de cada semana. Jaime Latre ha perdonado una tarjeta amarilla a Casemiro en el minuto 22 por un patadón a lo salvaje sobre el delantero vasco William que ha condicionado el partido. Pero el colegiado se la ha comido. Y ocho minutos más tarde Jaime Latre  no ha tenido más remedio que enseñarle la tarjeta amarilla a Casemiro por una de sus feas entradas.

El Real Madrid debió jugar una hora con diez

Es decir, que el Real Madrid debió jugar 60 minutos en San Mamés con diez jugadores si el árbitro hubiera impartido justicia, no la justicia merengue, la justicia de verdad. Casemiro parece tener licencia para cometer cualquier fechoría. Incluso se jugó la roja en una tangana en la que se las tuvo con medio equipo del Athletic. Pero Casemiro juega tranquilo y feliz consciente de que ningún árbitro se atreverá con él. La camiseta que lleva el confiere inmunidad. Si Casemiro hubiera sido expulsado en el minuto 30 de partido, que es lo que se merecía, no habría podido anotar el segundo gol del Real Madrid, un gol en el que, por cierto, se producen tres faltas de jugadores madridistas a jugadores del Athletic en el forcejeo en busca del balón. Pero, naturalmente, Jaime Latre no se enteró de nada. O mejor, no quiso enterarse, como siempre. Tampoco se enteró de que Cristiano Ronaldo se lo protestaba todo (¿sería para disimular?): un gol anulado en el que estaba un metro en fuera de juego , un codazo sobre un rival que en las imágenes de TV se aprecia claramente... Una de las mejores facetas del juego del Balón de Oro es protestar. Sin duda es el mejor futbolista protestante del mundo, con la bula arbitral, naturalmente. En el debe de Jaime Latre, hay que añadir otra acción polémica: el derribo de Carvajal a Aduriz en el área. Pero no hay que alarmarse. Eso sucede cada semana con el Real Madrid y ya no sorprende a nadie. Entra en el guión. Lo mismo de siempre: Así gana el Madrid: a base de atracos arbitrales. Ahora vamos a ver si el robo acaba aquí o se repite la pantomima arbitral del último Eibar-Real Madrid, cuando el árbitro le mostró una tarjeta amarilla a Casemiro  y luego no la hizo constar en el acta. Cada uno ayuda a su manera y como puede. Así son los árbitros con el Real Madrid.  

Deja tu Comentario