2017-03-21 19:03 Leo Messi Por: Administrador

Para los árbitros Messi es igual de violento que Casemiro



El FC Barcelona lleva seis años seguidos logrando el trofeo Juego Limpio que organiza la Federación Española de Fútbol. Lo que para el club blaugrana es un orgullo por imponer sus "valors" de deportividad en la competición, en Madrid se lo toman como una ofensa porque les gustaría ver cómo los árbitros expulsan a jugadores del Barça. Es normal que en LaLiga sea ya una tradición que el Barça sea el equipo más deportivo y el que menos tarjetas amarillas y rojas ve a lo largo de la competición. Y es normal porque el Barcelona es el equipo que más tiempo tiene el balón en su poder, por lo que durante dos terceras partes de cada partido la pelota está controlada por sus jugadores.  Sólo resta un tercio de partido para hacer faltas. Y esta deportividad que muestra el Barça año tras año abre úlceras viscosas entre la Caverna furiosa que no soporta ver al Barça encadenando ligas mientras el Real Madrid fracasa, fracasa y fracasa y sólo ha ganado una en los ocho años que Cristiano Ronaldo lleva vestido de blanco (algo que deberían hacerse mirar). Y como el tema les revuelve las tripas, el guión que les viene de arriba les indica que la estrategia a seguir no es que el Barça sea el equipo más deportivo de la Liga, sino que tiene trato de favor arbitral porque los colegiados no se atreven a enseñarle tarjetas. Son así.

La escandalosa comparación Messi-Casemiro

Lo cierto es que la presente Liga ofrece detalles escandalosos que dejan retratado al aparato de propaganda, manipulación e intoxicación que tiene montado el Real Madrid entre su club de fans de los medios fieles que babean ante la presencia de Florentino Pérez. Por ejemplo, Casemiro, un futbolista que se ha ganado a pulso fama de duro, que es el encargado de repartir palos en el Real Madrid de los virtuosos, ha cometido durante la presente edición liguera 35 faltas y ha visto 5 tarjetas amarillas. Precisamente las mismas que ha visto Leo Messi cometiendo 7 faltas en 28 partidos (una cada cuatro partidos).  ¿Quién tiene trato de favor? La última de Casemiro fue en Bilbao, en donde debió ser expulsado en el minuto 30 por dos entradas escalofriantes de las que salió bien librado, ya que sólo vio una tarjeta. Casemiro siguió en el campo por real decreto arbitral y logró el gol de la victoria para el Real Madrid en los compases finales del encuentro. Todo un escándalo que los gaiteros de Florentino Pérez callan.

Quieren que el Barça juegue como las hienas

Se entiende que los valores que obligan a los jugadores del Barça a emplearse con deportividad hayan colocado al equipo azulgrana como líder  del juego limpio  en el ranking de LaLiga, con 65 tarjetas amarillas en 28 partidos y ninguna tarjeta roja. Sin embargo sorprende que esa clasificación no dé la razón a los lloriqueos de la prensa genuflexa de Florentino Pérez, dado que el Real Madrid (el de Casemiro, Sergio Ramos, Carvajal y Pepe) figura en la segunda posición, algo que sorprende teniendo en cuenta la fogosidad de sus jugadores. Sin embargo, lo que más sorprende es la rabia descontrolada que produce en los medios madridistas que el Barça sea el equipo más deportivo siempre en la última década. Lo que debería ser una virtud lo convierten en algo escandaloso. Parece como si desde la Caverna quisieran que los jugadores del Barça se comportaran como hienas sobre el terreno de juego. Pero eso sí que no. ¡Jamás!          

Deja tu Comentario