2017-03-31 08:03 Reportajes Por: Administrador

Las dos primeras Copas de Europa de pandereta robadas por el Real Madrid



Fede Peris La trayectoria del Real Madrid en Europa da para un serial. Desde el primer partido hasta la última final de escándalo que significó La Undécima y que llegó precedida por un gol en fuera de juego de Ramos y una mano del mismo jugador dentro del área que no se señaló. Con la ayuda del vídeo de la cuenta "Desmontando a la mafia blanca", vamos a comprobar que el Real Madrid no puede sumar las primeras Copas de Europa a las últimas Champions League porque nada tenían que ver ambas competiciones. Son dos torneos diferentes. Uno de castañuelas y pandereta. El otro, serio. Aunque la suerte de siempre quisiera regalar al Real Madrid la última, La Undécima, sin ser campeón de nada y sin enfrentarse a un sólo campeón. La primera edición fue de chirigota. En la segunda nació la leyenda del "Así gana el Madrid". La final en el Bernabéu, con Franco presente y penaltis que no son. La vergüenza de siempre que acompaña al Real Madrid a lo largo de toda su historia.

Primera edición: rivales elegidos a dedo

La primera edición sólo contaba con 16 equipos participantes por rigurosa invitación. Sólo 7 eran campeones de Liga. Inglaterra, por ejemplo, no envió a nadie a esa competición. En la primera eliminatoria el Real Madrid tiene el privilegio de escoger el rival y Bernabéu pide el Servette, sexto de la liga suiza, con la excusa de que le hace ilusión saludar a la familia real, que por aquella época vivía en Suiza. Luego en la final el Real Madrid gana al Stade de Reims francés por 4-3. Conclusión: Bernabéu, vicepresidente del comité organizador, torneo por invitación, rivales elegidos a dedo (la suerte del sorteo viene ya de esa época). En la imagen que acompaña esta noticia vemos al Real Madrid celebrando su primer título junto a un rótulo que indica: Copa de campeones europeos 1956. Absolutamente falso. La gran mentira había empezado a circular.

Segunda edición: El Madrid debió quedar eliminado a la primera

En la segunda edición el Real Madrid disfruta del privilegio de participar como campeón, entrando directamente en los octavos de final mientras los demás juegan una fase previa. Apenas 22 equipos inscritos en la segunda edición. Y ahora sólo campeones de Liga, excepto el Real Madrid, que ese año no había ganado la Liga (el campeón fue el Atletico de Bilbao). Bernabéu maniobró como vicepresidente del comité organizador para adaptar la competición a sus necesidades. Aún así, pasó directamente a octavos de final. La primera eliminatoria fue ante el Rapid de Viena. El Real Madrid ganó la ida por 4-2 y perdió en Viena por 3-1. Es decir, el Real Madrid habría quedado eliminado por el valor doble de los goles en campo contrario según la normativa actual. Pero la norma no se aplicó, lo que desluce este segundo éxito del Real Madrid en Europa especialmente cuando se le quiere dar el mismo valor, por ejemplo, que la Champions League actual. El Real Madrid no distingue en su palmarés entre torneos menores como las primeras Copas de Europa y mayores como la Champions League. Los suma todos, como si valieran igual, y le sale once.

La escandalosa final en el Bernabéu

El Madrid jugó un tercer partido de desempate ante el Rapid, y Raimundo Saporta convenció a los austríacos para disputarlo en el Bernabéu. Nunca se supo cuánto dinero fue necesario para sobornar al rival. La versión oficial fue un porcentaje de la recaudación. Ganó el Real Madrid, claro. Luego cayó el Niza y después el Manchester United.  La final, contra la Fiorentina. Naturalmente, en el Bernabéu... por si acaso.  Y con el Caudillo en la grada animando al equipo de España. El Madrid lo pasa mal hasta que en las postrimerías del partido el árbitro se inventa un penalti a favor de los blancos por un derribo que se produce fuera del área. Y luego marcó Gento, todos ya más tranquilo. El propio Franco le entrega su copa al Real Madrid y ya suma dos en un plis plas. Dos Copas de Europa que no son comparables con el nivel de la competición que tiene la Champions League actualmente y que más se asemejan al Trofeo Bernabéu que a una competición de prestigio. Aunque el Real Madrid no atiende a razones y manipula la historia sumándolas como si fueran de verdad. (Continuará)

Deja tu Comentario