2017-04-16 18:04 Real Madrid Por: Administrador

Si la defensa del Barça es un chiste, la del Real Madrid es una broma de mal gusto



Fede Peris El aparato de propaganda al servicio de Florentino Pérez, con gaiteros y trompetistas de primer nivel profesionales de la fanfarria, no descansa en su labor de ocultar las miserias del Real Madrid y ensuciar los éxitos del Barça. Entre los hooligans de la prensa radical madridista se ha instalado ahora la opinión de que "la defensa del Barça es de chiste".  Pero no le ponen calificativo a la del Real Madrid. Suponiendo que eso sea cierto, sería bueno conocer el tratamiento que para dicha prensa forofa merece la defensa del Real Madrid, no en vano, y con un partido más jugado, el Barcelona ha encajado 30 goles en 32 partidos y el Real Madrid 33 en 31 partidos. Si la defensa del Barça es de chiste, habrá que convenir que la del Real Madrid es un cachondeo por los menos. El Barça tiene la mejor delantera del campeonato y la tercera mejor defensa. El Real Madrid tiene el segundo mejor ataque y la cuarta mejor defensa. Un líder oculto en la mediocridad de las cifras. Un líder que no apabulla. Lo cierto es que en Madrid escuece que el Barça lleve anotados 9 goles más que el Real Madrid (82 a 91) y haya encajado tres goles menos que el equipo blanco, lo que da a entender que el Real Madrid es un líder de pacotilla que ni destaca por su capacidad ofensiva ni por su eficacia defensiva. Pero lo que escriben los que se desviven para que Florentino Pérez sea feliz es que "la defensa del Barça es de chiste".

El chiste de Danilo y Coentrao

Eso sí que es un buen chiste. Y que se diga desde medios que tapan las carencias de tipos como Danilo y Coentrao, que le costaron un dineral al Real Madrid (80 millones) para calentar banquillo... y a veces ni eso. Lo cierto es que la prensa de Florentino Pérez no tiene más remedio que recurrir a la ofensa al prójimo para justificar una Liga en la que el Real Madrid, como ya viene siendo habitual en la última década, no es el mejor. La diferencia esta temporada es que juega con doce y es capaz de ganar partidos gracias a un empujón de James a Modric que el árbitro convierte en penalti, gracias a un gol de Sergio Ramos con tres jugadores blancos en fuera de juego, gracias a un gol de Morata empujando a un defensor contrario, como se vio en Gijón, o gracias a situaciones como la que el Barça vivió en Sevilla cuando un balón entró más de medio metro en la portería y el árbitro no se dignó a señalar el gol. Dicen que la defensa del Barça es de feria. Puro complejo de inferioridad. Siempre pendientes del Barça, de buscarle las cosquillas, mientras cogen la escoba y esconden su propia porquería debajo de la alfombra para que nadie se entere. Y si pillan a Cristiano en un renuncio, callan. Porque no informan, manipulan y retuercen la realidad. Y sueñan con un ajuste de cuentas al Barça en el clásico, ese ajuste que no llega desde el 2-6, 5-0 y el 0-4 de la temporada pasada. ¿Y quién va a poner en evidencia a la "defensa de chiste del Barça"? ¿Cristiano Ronaldo, quizá? El futbolista al que se le ha olvidado cómo se marcan los goles y que en Liga sólo ha conseguido marcarle en el Bernabéu dos goles al Barça... y de penalti los dos. Por supuesto. Con eso ya cuentan.  

Deja tu Comentario