2017-04-26 10:04 Real Madrid Por: Administrador

Florentino Pérez, a un paso de saldar su séptima temporada en blanco



Alfredo Vidal 14 temporadas lleva Florentino Pérez presidiendo al Real Madrid. Seis en su primera etapa. Ocho, con la actual, en la segunda. En los 13 primeros ejercicios, el presidente madridista ha saldado seis en blanco. Es decir, sin Liga, sin Copa y sin Champions League. Cero. Después del asalto del Barça al Bernabéu, la historia puede volver a repetirse. Al menos eso es lo que se comenta en el vestuario del FC Barcelona después de "disfrutar" de las debilidades del Real Madrid en el último clásico. Eliminado de la Copa y ya seriamente comprometidas sus posibilidades en LaLiga, en donde el Barça le ha comido el terreno alcanzando el liderato, marcando más goles, encajando menos y demostrando en el cara a cara que es mejor, las posibilidades de terminar la temporada con algún título en el zurrón parecen concentrarse una vez más en la lotería de la Champìons League. Lo cierto es que el actual Real Madrid de Florentino, el del ciclo acabado de la BBC, está tan cerca de la gloria como del fracaso más absoluto y rotundo. Puede pasar de ganar dos títulos a perderlo absolutamente todo en un santiamén. Y en el vestuario blaugrana están convencidos de que es más fácil que el Real Madrid acaba el año en blanco que con títulos. A doble partido, son pocos los jugadores barcelonistas que dudan de que el Atlético podrá imponerse al Real Madrid, que parece haber perdido gas en la última fase de la temporada, con muchas dudas internas y un Zidane cuestionado por todos. Lo cierto es que los resultados pueden poner de nuevo a Florentino Pérez en un aprieto. El presidente blanco está a un paso de asumir su séptima temporada en blanco (la mitad de su mandato), con el agravante de que, en este tiempo, pese a la millonada invertida en fichajes, sigue sin saber lo que es un triplete y únicamente ha conseguido un doblete, saldando seis temporadas con un único título. Poco es para quien presume de presidir al mejor club del mundo. Mucha palabrería y pocos hechos.

Deja tu Comentario