2013-02-24 10:02 Real Madrid Por: Administrador

8 expulsiones en 13 partidos. ¡Esto no es normal!



Si alguien creía que se podía superar el récord de Sergio Ramos, que fue expulsado ante el Rayo  con dos amarillas exageradas en 44 segundos, acertaba. Una semana han tardado los árbitros en mejorar este registro. Di María tardó apenas la mitad en recibir las dos amonestaciones que le costaron la segunda amarilla en un mes. 

Era la segunda expulsión de Di María y la octava que sufría un jugador del Real Madrid en los 13 partidos que el equipo blanco ha disputado en lo que va de 2013. El equipo de Chamartín ha acabado con 10 más del 60% de los partidos de este año. 5 de estas expulsiones se han dado en la competición liguera, mientras que las tres restantes fueron en Copa del Rey.



Curiosamente, en acciones similares o idénticas pero con otros equipos como protagonistas, los colegiados no aplican ni mucho menos los criterios que siguen al arbitrar al equipo blanco. Ha quedado demostrado que la flexibilidad arbitral con el Real Madrid es inédita en la Liga Española. Además, otras decisiones como el no pitar manos -ayer hubo una mano clamorosa en el área del deportivo con 1-0 en el marcador- demuestran el por qué de la gran diferencia de puntos entre Barcelona y Madrid.


Deja tu Comentario