2015-02-06 16:02 FC Barcelona Por: Administrador

A Ancelotti se le ha ido el Madrid de las manos



Fede Peris

A Luis Enrique le han caído muchos palos a lo largo de la temporada en torno a su afición a variar las alineaciones en cada partido. Las rotaciones han sido constantesde desde el primer día y eso le ha valido recibir críticas constantes acerca de su inseguridad y sus dudas sobre el once ideal. El técnico asturiano ha aguantado estóicamente y ahora llega el momento de cerrar bocas.



Desde Madrid le ponían a Ancelotti como ejemplo: "Este sí que tiene las ideas claras", "este sí sabe cuál es un equipo ideal"... Luis Enrique también sabe cuál es el equipo ideal del Barça, pero no lo ha querido quemar. Los ha rotado a todos salvo a Messi, con quien ha tenido que ceder para evitar tensiones. Y se ha ganado las malas caras de Neymar, de Suárez, de Xavi... por sustituirlos o directamente por no alinearlos. Pero ahora le llega la recompensa. El Barça vive un dulce momento físico, los jugadores tienen las pilas bien recargadas y el equipo se apresta a afrontar la fase decisiva de la temporada con sus fuerzas intactas.

En cambio, con Carlo Ancelotti todo son dudas. Ahora le echan en cara que no haya dosificado a su plantilla. Los jugadores van cayendo lesionados como fruta madura: Modric, Sergio Ramos, James... En el Madrid no entienden que un entrenador con su experiencia haya podido caer en este error de principiante. Ha quemado a su oncer titular en el primer trimestre del año con el objetivo de afrontar con garantías las supercopas en agosto y el Mundialito de clubs en diciembre a tope en busca de un sextete que no llegará y ahora está pagando las consecuencias de su ambición oportunista. 

El Madrid sufre ahora un preocupante bajón físico que llega en un momento en el que el Barça muestra un nivel físico arrollador. Las notas se ponen a final de temporada, el Real Madrid sacó un gran parcial en diciembre, pero parece tocado para llegar a fin de curso con posiibilidades de ganar la Liga y la Champions League. La explicación que Ancelotti dio sobre la eliminación de su equipo en la Copa es toda una declaración de intenciones: "ahora nos podremos concentrar mejor en la Liga y en la Copa". Suena a excusa barata que el Real Madrid, con la inversión que ha hecho en su plantilla, no esté capacitado para luchar en todos los frentes como el Barcelona.




Deja tu Comentario