2014-09-30 12:09 FC Barcelona Por: Administrador

A Ancelotti se le va de las manos la guerra Cristiano-Sergio Ramos



Fede Peris

La descomunal pelea que protagonizaron Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos en El Madrigal no es más que el iceberg de una intestina lucha de intereses dentro del vestuario del Real Madrid. Iker Casillas ha abdicado, ya no quiere asumir ninguna representación de la plantilla ni ser jefe de nada. Y su trono vacante se lo disputan Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos. Uno, haciendo valer los galones que le otorgan sus goles. El otro, imponiendo su antiguedad en el club y su peso histórico en el vestuario. Los dos tienen fieles seguidores dispuestos a secundar su candidatura.



Y enmedio de todo está Carlo Ancelotti, que debe gestionar una lucha de egos y vedettismos que puede romper la unidad del grupo si no actúa  con presteza y eficacia. La bronca que le pegó Cristiano Ronaldo a Sergio Ramos en Villarreal estaba estudiada. Nada es por casualidad en Cristiano Ronaldo. Esos gritos, esos gestos exagerados que no venían a cuento tenían su razón de ser. Era una manera de demostrar al mundo que en ese equipo manda él. Sin embargo, Sergio Ramos no se arrugó y defendió su papel en el grupo plantándole cara.

La plantilla del Real Madrid está dividida y Ancelotti va a tener que hacer equilibrios para que el tema no se le vaya de las manos... si es que no se le ha ido ya.

 



 
 

Deja tu Comentario