2011-03-10 16:03 FC Barcelona Por: Administrador

A Dani Alves no se le acaba nunca la gasolina



Si algo no se le puede reprochar a Dani Alves es la capacidad de sacrificio que despliega durante cada partido. Puede gustar más o menos pero su entrega durante los encuentros es indudable, y el pasado martes frente al Arsenal no fue una excepción.

El equipo necesitaba más que nunca sus cabalgadas por la banda derecha. En un partido de la intensidad como el del martes, el lateral brasileño se hizo el amo y señor de su banda derecha y no escatimó en esfuerzos. Acabó el partido, y las estadísticas de la UEFA nos mostraron que Alves había recorrido 12 kilómetros a lo largo del partido.

Tanto estaba atacando, tirando diagonales constantemente y permitiendo oxigenar el juego por las bandas cuando el equipo lo necesitaba, como implicándose al máximo en tareas defensivas ayudando a las coberturas y defendiendo las internadas del francés Samir Nasri.

Dani Alves fue uno de los mejores jugadores del encuentro gracias a su derroche físico. Es un privilegio tener en la plantilla al mejor lateral del mundo. Jamás un lateral de un equipo había tenido tanto incidencia y trascendencia en el juego como tiene Dani Alves en el FC Barcelona.


Deja tu Comentario