2015-11-21 21:11 Real Madrid Por: Administrador

A falta de goles, el Bernabéu aplaude las patadas de los suyos



No sería justo meter a todos en el mismo saco, pero un sector muy amplio de la afición que esta tarde ha llenado el Bernabéu se ha entretenido, mientras asistía al patético espectáculo que ofrecía su equipo, a pedir la dimisión de su presidente y a jalear las acciones violentas, antideportivas y sucias de sus jugadores. El patadón de Isco a Neymar -no es la primera vez que pierde los nervios este chico en un campo de fútbol, es por tanto reincidente- fue la imagen de la impotencia, del no saber qué hacer, de la rabia contenida ante la superioridad del rival. Fue cualquier cosa menos una acción deportiva. Y el Bernabéu, que veía que sus jugadores no podían frenar el juego del Barça por las buenas, jaleó con una tremenda ovación el patadón que Isco le soltó a Neymar. Quizá pensó Isco que así, a patadas, sería más fácil doblegar al Barça. Aunque ya con el 0-4 llegaba muy tarde. Veremos cómo castigan los comités esta furibunda entrada violenta. Si acordarse de una concha son dos partidos de suspensión, ¿cuánto le caerá a Isco por una entrada violenta, alevosa y sin balón por medio?

Deja tu Comentario