2011-04-05 18:04 FC Barcelona Por: Administrador

A falta de pan, villarato



Si en lugar de perder por 5-0 en el Camp Nou el Madrid hubiera ganado 0-1, a estas alturas, con todas las injusticias arbitrales, con el calendario en contra, con la resistencia extra de los rivales y todas las tonterías que se inventan Mourinho y la prensa afín a Florentino, el Madrid estaría a dos puntos del Barça y dependiendo de sí mismo para ser campeón de Liga. Es así de sencillo. El Madrid perdió 5-0 y sin paliativos. Ni árbitro ni mandangas.

Que a estas alturas las fuerzas vivas de la resistencia blanca contra el infiel nos salgan con bobadas como que el Barça será campeón porque Piqué se llevó con la mano el balón en Villarreal (¿sabrán dónde está la mano?) suena a chiste de mal gusto. Porque al Barça le han beneficiado los árbitros, pero también le han perjudicado. Como al Madrid. ¿O piensan los palmeros de Mourinho que al Madrid sólo le perjudican los árbitros? ¿Tan cortos van de memoria? Desde Barcelona podríamos hacer una extensísima lista de agravios. Y no cabrían en un folio, como el que le pasan a Mourinho cada partido para calentarle aún más los cascos. Así que dejémonos de tonterías y aceptemos que si el Madrid no es capaz de ganar al Sporting en casa cuando se juega la Liga es porque no se merece ser campeón. Más claro, el agua.

Se queja Mourinho de que el Barça gana incluso cuando juega mal. Aunque mal, lo que se dice mal, no juega nunca, sí es cierto que la suerte le acompaña. La suerte de los campeones. Y esa suerte se busca controlando los partidos, haciendo circular el balón e inventando situaciones de gol. No se puede dudar de un equipo que logra más goles y encaja menos goles que nadie. Sí da pie a pensar mal, en cambio, que al equipo que más pisa el área sólo le hayan pitado 2 penaltíes a favor y 3 en contra mientras que al equipo "perjudicadísimo" por los árbitros le han señalado 8 a favor y 2 en contra. Hay algo aquí que chirría. Pero la rabia es tan grande que hay que sacarla por algún lado. Son los lamentos del equipo pequeño, del quiero y no puedo. El mundo entero se emociona con el juego del Barça, desde los cinco continentes llegan comentarios que hablan de este equipo como el mejor de la historia. Pero no, en el Madrid más fundamentalista tienen el disco puesto y en su discurso sólo caben árbitros, villaratos y lo que haga falta con tal en ensuciar una trayectoria impecable.

No sé qué pasará en la final de Copa ni en la Champions, los torneos del KO abiertos a cualquiera. También a los modestos. Sí sé que en el torneo de la regularidad, el que decide quién es el mejor del año, el Barça ha demostrado estar un escalón por encima de todos los demás. De todos, sí. De manera que no quedará más remedio que dar por concluido otro ciclo en el Real Madrid, sacar el talonario y fichar a todo lo que se mueva por ahí para intentar acabar con el dominio blaugrana. O eso, o seguir con lo de los árbitros, que parece que funciona y da más resultado que esos ciclos que año tras año inicia Florentino y que acaban con el mismo resultado: fracaso. si tú no puedes ser el mejor, se trata de buscar argumentos para cuestionar al mejor. Ese es el n egocio.


Deja tu Comentario