2015-03-04 23:03 FC Barcelona Por: Administrador

A Florentino Pérez le entra un ataque de canguelo



Fede Peris

A Florentino Pérez le ha entrado un repentino ataque de canguelo, se ha asustado y ha decidido cerrar las puertas del Bernabéu a la final de la Copa del Rey si el Barça es uno de los finalistas. Al presidente del Real Madrid le asustan mucho los éxitos del Barça y si hoy el equipo de Luis Enrique supera al Villarreal haciendo valer en el partido de vuelta de semifinales el 3-1 obtenido en el encuentro de ida, el Barça será uno de los finalistas de la Copa del Rey.



Los otros dos candidatos a la final, Espanyol y Athletic de Bilbao, también se muestran partidarios del Bernabéu como escenario para medirse al Barça. Todos quieren arrastrar al mayor número posible de aficionados y tras el Camp Nou, descartado por ser el feudo blaugrana, el Bernabéu es el segundo estadio de España con mayor aforo. Es el escenario neutral ideal.

Pero Florentino Pérez ya ha filtrado a sus medios afines, por ejemplo Josep Pedrerol en La Sexta, que no habrá final de Copa en el Bernabéu. Acostumbrado como está Florentino Pérez a mangonear en el fútbol español como si se tratara de su cortijo particular, nadie se atreverá ahora a llevarle la contraria. Aunque su negativa suponga un desaire a la Corona y una falta de respeto al fútbol español. Da la sensación de que si el Madrid no es protagonista, Florentino Pérez se desentiende de todo. Y ahora le ha podido el canguelo, el pánico a volver a oír el himno del Barça resonando por las gradas del Bernabéu. Y se remiten a historias pasadas, muy pasadas, de 1997, cuando Joan Gaspart tenía mando en plaza y saltó al césped con la bufanda blaugrana a cantar el himno del Barça, y recuerdan destrozos en las instalaciones casi veinte años después, poniéndose la venda antes de que se produzca la herida.

En el fondo es puro canguelo. Es la envidia, es el temor  a "sufrir" un Barça campeón en el Bernabéu. Es la demostración palpable de que el señorío quedó enterrado en el Real Madrid el mismo día que Florentino entró en él. "Tu dedo es el camino que nos enseña el camino", rezaba una pancarta gigante bendecida por Florentino Pérez incitando a la violencia y agradeciendo a Mourinho su agresión al segundo entrenador de entonces del Barcelona, Tito Vilanova. Seguimos igual. Florentino ha consentido eso y años y años de insultos coreados de forma masiva en el Bernabéu contra el Barça y Catalunya. Y ahora se les ha vuelto la piel muy fina.



¿Señorío? Eso tiene otro nombre.


Deja tu Comentario