2012-04-12 12:04 Real Madrid Por: Administrador

A Guardiola se le consiente todo



La impunidad con la que se mueve en su área técnica Guardiola es increíble. A lo largo de esta temporada hemos visto como el de Santpedor ha hecho lo que ha querido, manejando a los árbitros a su antojo. Donde otros son siempre señalados, él es endiosado. Puede hacer lo que le plazca.

Esta campaña hay varios ejemplos punibles. El Reyno de Navarra, El Madrigal, Mestalla o si ir más lejos el Camp Nou. El pasado martes, ante el Getafe, el míster culé volvió a dejar su impronta. Este no dudo en comprobar si el gol fantasma de Xavi era legal, mandando a su ayudante Brau a visionar la jugada en un monitor. Pocos instantes después, este regreso al banquillo y dialogó con el entrenador azulgrana. Guardiola no lo dudo, se acercó al cuarto árbitro y le recriminó la jugada, pero nada, ni un mísero apercibimiento por parte del árbitro del encuentro, González González.



Guardiola tiene carta blanca. Los árbitros le dejan hacer lo que le viene en gana, gozando de una impunidad inusitada. Si sus acciones las hicieran otros el reproche sería contundente, como se ha visto a lo largo de la temporada, pero ya se sabe que el Barcelona en este sentido le tiene ganada la batalla al resto. 


Deja tu Comentario