2014-10-08 19:10 Real Madrid Por: Administrador

A Johan Cruyff le regalaron el título de entrenador en una tómbola



Sergio Marco

"Estas cosas siempre pasan con el reglamento. Yo lo tengo claro: prefiero que me entrene alguien que sabe de fútbol que no uno que tenga licencia y no tenga ni idea". De esta manera Johan Cruyff ha salido en defensa de Zinedine Zidane, que ha recibido duros ataques mediáticos y, en especial, de Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano, porque en su documentación falta un papel que le acredite como entrenador en España.



No debe sorprender que Johan Cruyff haya salido en defensa de Zidane. Por un lado porque siempre fue un enamorado de su juego. Johan Cruyff quiso ficharle para el Barça, cuando él dirigía al equipo culé, en una época en la que el mito del madridismo era un futbolista desconocido que jugaba en el Girondins de Burdeos.  José Luis Núñez, en un ejemplo de clarividencia, lo rechazó y desde aquel momento Zidane se convirtió en un argumento contra Núñez en la guerra eterna que Johan Cruyff mantiene con el ex presidente culé.

Pero la razón más importante por la que Johan Cruyff se ha alineado en favor de Zidane es porque tampoco él tenía el título de entrenador cuando dirigió al Barcelona en España. Pero en aquella época el Barça no tenía problemas para hacer trampas y saltarse la ley. Y sin título, Johan Cruyff ganó una Copa de Europa y cuatro Ligas. Radomir Antic era el otro entrenador de la época que tampoco tenía su documentación regularizada, pero llegó a entrenar al Real Madrid, al Atlético y al Barcelona.

Para Johan Cruyff no hay normas. Él se autoconsidera un genio y los genios no pueden tener fronteras. Incluso pueden saltarse las reglamentación y entrenar haciendo trampas. El apoyo de Cruyff a Zidane no es gratuito.




Deja tu Comentario