2015-02-27 20:02 FC Barcelona Por: Administrador

A Josep Pedrerol le sale trabajo extra maquillando a Neymar



Joan Tubau

No se le puede negar a Josep Pedrerol que sus programas son entretenidos. Gracia hace. Cuando la negatividad persigue a Cristiano Ronaldo, por ejemplo, da gusto ver cómo Pedrerol y su equipo se las ingenian para que al pasar por su sala de maquillaje salga muy positivo, muy favorecido y muy guapo. ¿Que le arrea dos mamporros y un guantazo en la cara a un rival en Córdoba? Es la víctima de las agresiones de los contrarios. ¿Que se va del campo provocando al público con sus gestos? Es humano y tiene que reaccionar cuando le insultan. ¿Que protesta al árbitro? Tiene motivos. La sala de maquillaje se encarga de que Cristiano Ronaldo salga guapo del trance. Siempre. Pase lo que pase. Incluso cuando su soberbia y chulería le empujan a vacilar a su enviado especial.



En cambio, cuando se trata del Barça es completamente al revés. La sala de maquillaje trabaja entonces denodadamente para que Messi o quien sea salga bien feo. ¿Que Messi hace un partidazo en Manchester? Falló un penalti. ¿Que Messi lograr un hat trick? Tuvo arcadas. ¿Que Messi se sale y juega como los ángeles? Ha mirado mal a un compañero y, además, se quiere ir del Barça. Así se lo tiene montado Josep Pedrerol y no le va mal. Hay gente que pica, seguramente porque quiere oir lo que oye.

Hoy le ha tocado a Neymar pasar por la sala de maquillaje de Josep Pedrerol... para salir feo, naturalmente. Y para ello Pedrerol ha ido a buscar en rigurosa primicia informativa, con periodismo de investigación del bueno, al hooligan que se pasó el partido de Manchester tratando de provocar a Neymar mientras éste estaba en el banquillo. "El aficionado que provocó a Neymar da la cara en exclusiva en Jugones". Así lo anunciaba Pedrerol. Un nuevo tanto informativo. Había que conocer la verdad, la versión del hooligan para que el mundo entero se entere de lo mala pieza que es Neymar. ¿Y que ha dicho el mozalbete? Pues que él no insultó a Neymar, que es un mal profesional, que le provocó y que está esperando a que le pida disculpas por el mal rato que le hizo pasar desde el banquillo, ya que por lo visto parece que Neymar no tenía otra cosa que hacer. Ni más ni menos. Eso es lo que hay. Pero lo más importante lo guardaba para el final, despidiéndose via skipe con un "Hala Madrid".

Así da gusto acceder a las grandes exclusivas. No puede haber mejor colofón, un "¡Hala Madrid!", para dar sentido a todo lo demás. Josep Pedrerol se aprovechó de un muchacho inmaduro para que a Neymar se le corriera el maquillaje. Se trataba de eso, de que saliera bien feo de su chiringuito. ¡Lo que hay que hacer para cumplir con el guión! Y así vamos, de exclusiva en exclusiva. Sólo le faltó pedir un aplauso para el niño pendenciero por ayudarle en su misión.




Deja tu Comentario