2013-02-02 13:02 FC Barcelona Por: Administrador

A Karanka le dio vergüenza participar en la farsa



Aitor Karanka no tuvo valor para salir ayer a sostener la mentira urdida contra Messi desde el Real Madrid. No se atrevió a mirar a las cámaras y afirmar que Messi le llamó "muñeco de Mourinho", algo, dicho sea de paso, que no está muy alejado de la realidad y no debe verse como una ofensa. Pero Karanka se escondió.

Tuvo una oportunidad magnífica para explicarse con naturalidad y contar lo que realmente sucedió en el túnel de vestuarios. Se asustó, no se vio capaz de dar vida a la mentira urdida desde el club y prefirió esconderse y delegar en un peón fiel dispuesto a cualquier cosa con tal de asegurarse trato de favor del míster y su continuidad en el club por los servicios prestados en la sala de prensa más que en los rectángulos de juego.



La ausencia de Karanka es muy significativa. Tenía una oportunidad de oro para poner luz al tema y no se vio capaz. ¿Problemas de conciencia? Se le entendió todo.


Deja tu Comentario