2014-11-13 23:11 FC Barcelona Por: Administrador

A Laporta le gustan más las dictaduras de Uzbekistan y Franco que la de Qatar



Pedro Riaño

Tan feo es hacer negocios con la dictadura de Qatar como utilizar la presidencia del FC Barcelona para ampliar la cuenta corriente con la dictadura de Uzbekistan o como llenarse la boca de catalanismo mientras se coloca al cuñado, patrón de la Fundación Francisco Franco, en la junta directiva del Barça. ¿Fue eso una demostración de "caradura" de Laporta o simplemente un episodio más de los tantos que se produjeron en el FC Barcelona bajo su mandato sin que el presidente se enterara de nada?



Dictaduras hay muchas. Uzbekistan, Franco... Tambien Qatar. Pero sorprende que Laporta tenga la piel tan fina con Qatar cuando bendijo la dictadura de Franco, como presidente del FC Barcelona, negándose a reclamar la medalla concedida por la directiva de Agustí Montal en 1974 o admitiendo en su junta a su cuñado franquista con la misma "caradura" con la que colocó a su prima al frente de la Fundación del club o a una amante simpática y bien parecida en el departamento de relaciones exteriores.

Lo de Qatar es muy cuestionable, pero Laporta no es nadie para tirar la primera piedra. Y menos si se trata de presumir de UNICEF después de fracasar con los chinos, Betandwin o Viagra. Y es que los tres merecian para Laporta unir su destino a la camiseta del FC Barcelona. Si acabó siendo UNICEF fue porque no supieron encontrar a un patrocinador que pagara lo que el club valia. Y al que sabía dónde encontrarlo le invitaron a irse.


Deja tu Comentario