2011-10-13 11:10 Real Madrid Por: Administrador

A Mourinho le sale un nuevo Valdano dentro del Madrid



A lo largo de la historia son muy pocos los jugadores del Madrid que han sido admirados e incluso queridos en el Barça debido a su excelente comportamiento y a su señorío, como es el caso de Emilio Butragueño.

El director de relaciones institucionales del Real Madrid hizo la mejor demostración de lo que significa el señorío blanco y la diplomacia en su entrevista de ayer en Punto Pelota. Pese a que no dijo nada incorrecto desde su posición, con su discurso demostró que su posición está mucho más cercana a la de Valdano que a la de Mourinho.



A Butragueño se le vio incómodo hablando del portugués, teniendo que defenderle por sus actuaciones, por el dedo en el ojo a Vilanova o hablando de sus expulsiones. "Tiene muchísimas virtudes. Es un profesional ejemplar, tiene obsesión por el detalle y que su equipo sea cada día mejor. Nuestro equipo tiene una intensidad en el juego reflejo de su propia personalidad, su nivel de exigencia hacia los jugadores es enorme, eso tiene que ver con el espíritu histórico", dijo en su defensa pero no dudó en pedirle más tranquilidad: “Mourinho es hacerlo de “un profesional ejemplar, con muchos valores y muchas virtudes”, aunque le diría "más tranquilo, míster".

Preguntado por si Mourinho debería ser destituido si no gana títulos esta temporada, Butragueño respondió que para él la estabilidad es algo muy importante, dando a entender que Florentino confía ciegamente en el portugués: “Tiene cuatro años de contrato y pensamos que es un entrenador magnífico, estupendo. Él está acostumbrado a soportar la presión. Ha sido campeón en tres países y ha sacado lo mejor de cada plantilla. El año pasado terminó muy bien el equipo, fue de menos a más. Le quedan dos temporadas más y nuestra idea es que continúe. La estabilidad es muy buena".

Por último, el ex jugador madridista también se refirió al enfrentamiento entre Mourinho y Tito Vilanova en la pasada Supercopa de España. "Desde arriba no lo ví. Lo vi al día siguiente y él ya pidió disculpas. Llevábamos cuatro partidos a final de temporada, la Supercopa terminó con mucha tensión, hay que estar ahí. Hubo provocaciones, eso es lo que dicen. En todos los partidos desde abril con el Barcelona, todo lo que ha sucedido malo lo ha hecho el Madrid, y no me parece justo. Si analizamos todo lo que ha pasado en estos partidos, creo que también del otro lado hay algo criticable. Deseo que en el futuro, somos dos grandes clubes, sino los dos mejores, sea mucho más tranquilo todo. Fueron dos partidos magníficos los de Supercopa pero la lástima es que se habló de otra cosa", dijo elegantemente, aunque algo chirriaba en sus palabras. Y es que Butragueño no está acostumbrado a tener que defender esos comportamientos.




Deja tu Comentario