2013-04-01 09:04 FC Barcelona Por: Administrador

A Mou le importa poco la lesión del mejor portero del mundo



Guste o no guste Iker Casillas es Iker Casillas, el mejor portero del mundo... para todos menos para Jose Mourinho, un entrenador de nacionalidad portuguesa que presenta una especial alergia a todo lo español, especialmente si es campeón de Europa y campeón del mundo y ha ganado más "Shempions" Leagues que él. El fútbol portugués no ha catado nunca éxitos de este nivel y el entrenador del Madrid, que es de esa nacionalidad,  lo lleva muy mal. Por eso lo paga con los españoles que tienen mejor palmarés que él. Por ejemplo, con Iker Casillas: campeón del mundo, dos veces campeón de la Eurocopa y dos  veces campeón de la Champions League. Ni en sueños puede imaginar Mourinho presumir de un palmarés como el de Casillas, por eso lo tiene enfilado. No soporta que el espejito de la bruja le diga que hay otro mejor que él, con más títulos y más querido por la afición.

Quizá por eso, porque Mourinho sabe que jamás podrá vencer al espíritu de Casillas, se quiere ir del Real Madrid. Quizá por eso, por pura envidia, el entrenador del Real Madrid no se ha preocupado por el postoperatorio del mejor portero del mundo y ni se ha dignado a preguntarle cómo se encontraba. Así es Mourinho, capaz de entregarse a los suyos y capaz de llevar su odio y su rencor al límite con los que le superan. No soporta que Casillas sea más que él y no ha descansado hasta conseguir humillarle dejándole en el banqullo. Casillas ni es portugués ni es de la cuadra del amigo/socio Jorger Mendes. Cuando ya se haya ido del Real Madrid -que será pronto-, el madridismo deberá agradecerle la humillación a la que está sometiendo a Iker Casillas, el mejor portero del mundo, símbolo del fútbol español, ejemplo para las fjturas generaciones, al que está tratando como a un mindundi. El Madrid nunca trató así a sus mitos hasta que llegó él.¿Quién ha de ser el espejo de las generaciones futuras, Iker Casillas o el que va metiendo el dedo en el ojo a los demás?



Alfredo Duro desveló ayer en Punto Pelota: "Nunca ha preguntado cómo ha evolucionado. No digo que no se dirijan la palabra. Lo que se espera de un entrenador con un capitán de la trascendencia de Casillas no es sólo preguntar cómo está la mano sino la manera de gestionar su vuelta a los terrenos de juego. Exactamente lo que pasó con Luis Aragonés y Raúl. Mourinho no se ha preocupado por la lesión de Casillas, en ningún caso cómo ha evolucionado, como está y la forma de introducirse en la dinámica. Hay un problema personal gravísimo". Y Tomás Roncero, el que le ríe las gracias a todos, no tuvo más remedio que admitir lo inhumano y vergonzoso del comportamiento del entrenador del Real Madrid. Así no se puede tratar a los mitos históricos del club: "Casillas se lo ha dicho a sus personas de confianza: 'Nunca ha preguntado cómo estoy y claro eso duele. Nadie está debatiendo quién debe jugar, lo que se discute es el trato que se le está dando. Iker habló con uno de sus amigos y pensaba que iba a estar en Zaragoza, no para estar en el banquillo. Se conformaba con estar en la grada de La Romareda. Iker estaba para ir convocado. Mourinho no le llevó porque no le dio la gana. La gente de Mourinho me ha filtrado que no aguanta a Iker y la gente del entorno del portero lo sabe"" Eso es lo que ha aportado Jose Mourinho al Real Madrid y al fútbol español. Odio. Odio al Barça, odio a los suyos. Parecía imposible hace apenas unas semanas que Iker Casillas pudiera ser repudiado y odiado por el madridsmo. Mourinho lo ha conseguido. Eso es lo que el madridismo debe agradecer a Mourinho, su facilidad para extender el odio hacia el prójimo y hacia los suyos.  Es una pena que haya gente que sea más de Mourinho que del Real Madrid, especialmente porque a Mourinho le quedan apenas semanas de vida como entrenador del Real Madrid. Tiene contrato en vigor con el club blanco, pero a él le es igual, Su compromiso es tan pequeño, tan pequeño, que ya se ha comprometdo con el Chelsea.


Deja tu Comentario