2012-01-15 11:01 Real Madrid Por: Administrador

A Mourinho no le perdonan una



De trato de favor, nada. A diferencia de lo que ocurre en otros lugares, cuando Mou la hace la paga. No hay compasión que valga. Entró en el terreno de juego y recibió el castigo correspondiente. Cierto que Caparrós fue expulsado por lo mismo, pero Caparrós, además de salir del área técnica, estaba increpando al árbitro por no dirigir el juego como a él le habría gustado. En cambio Mou se limitó a dar instrucciones a sus jugadores sin meterse con el árbitro.

El madridismo se siente orgulloso de su entrenador, de su profesionalidad, de su meticulosidad, de esos métodos que permiten al equipo blanco estar en el lugar que por historia le corresponde. Por eso la tarjeta a Mou en Mallorca se da por bien empleada, porque fue en acto de servicio, buscando como siempre lo mejor para el Real Madrid, aunque eso le sirviera para ganarse él una tarjeta amarilla. Eso era lo de menos en ese momento. Lo importante era asegurar la victoria en los minutos finales, por eso Mou saltó al campo y se jugó la tarjeta.




Deja tu Comentario