2014-03-28 18:03 FC Barcelona Por: Administrador

A Pedrerol se le ve el plumero: "Cristiano es el líder y al líder no hay que enfadarle"



Joan Tubau

A Josep Pedrerol, el de las soflamas antibarcelonistas en Nitro, La Sexta y ahora también en La Razón, se le ve el plumero. Pero de lejos. Hoy ha estado en el programa Jugones sencillamente memorable. Después de cambiarse de bando y pasar de anticasillista a exigir que el titular del Madrid sea Casillas, nos ha descolocado a todos con su defensa encarnizada de Cristiano Ronaldo.



Resulta que el numerito que montó el portugués en el Sánchez Pizjuán, que recordaba a un niño malcriado al que le han quitado un caramelo, porque Bale lanzó una falta que quería tirar él, está más que justificado. Dice Pedrerol: "Cristiano es el líder, no nos equivoquemos. Y al líder no hay que enfadarle". Claro que sí. Si Messi mira mal a Villa, el tema da para llenar horas de programación por lo malo, tirano, despótico y dictador que es. Total, porque no le ha pasado la pelota. Por lo visto Messi, que es el mejor jugador que ha visto la historia del fútbol, no tiene categoría de líder en el equipo que, con él, ha ganado más títulos que nadie en España y en Europa. Messi no tiene derecho a pedir que le pasen la pelota. Cristiano Ronaldo, en cambio, puede mostrarnos lo mejor de su repertorio de gestos y pataleos de niño consentido porque "es el líder y al líder no se le puede enfadar".

Y como esto todo. Ahora toca descargar a Cristiano Ronaldo de la responsabilidad que, como líder, tiene de la marcha calamitosa de este equipo que en tres días ha perdido los mismos partidos que en toda la temporada y que ha dado un paso de gigante para autodescartarse en la lucha por el título. Ahora toca buscar otros culpables, preferentemente entre los que no han tenido la deferencia de pasar por su programa. Gareth Bale, por ejemplo, al que se responsabiliza de la derrota del Madrid de ayer. Decía Tomás Roncero en uno de sus programas: "Bale era desesperante. Cristiano se lo ha currado y si tiene una jerarquía será por algo". Claro, Cristiano se ha ganado una jerarquía y puede hacer cuantos pucheros quiera. Messi no. Ese es un dictador.

Y la última. Cristiano Ronaldo, el líder, arrastró ayer a su equipo al desastre porque está tocado, tiene unas molestias que arrastra desde hace varias semanas.  ¿No se le ocurrirá preguntar a Pedrerol que, si tiene molestias, por qué no le dejan descansar, especialmente en partidos de pachanga como el del Schalke 04 en el que el Madrid debía defender un 1-6 en el Bernabéu? Ah, que está obsesionado en marcar más goles que Messi y le produce pánico que el argentino recupere en los tres últimos meses la ventaja que le concedió durante el periodo que permaneció lesionado? Pues nada, a aguantarse. Una prueba más de que "el líder" mira por sus propios registros y no por los de un equipo que desde que él está ahí pierde muchísimo más que gana, muy por debajo del promedio de títulos histórico del club hasta que llegó él.



Pero Cristiano Ronaldo es el líder jerárquico. El otro es sólo un dictador. Se nota demasiado. Existe un evidente problema de credibilidad. Ya ni se molestan por esconder el plumero y se ve demasiado.


Deja tu Comentario