2014-03-24 17:03 FC Barcelona Por: Administrador

A pesar de todo...Neymar, 2 - Bale, 0



Joan Tubau

Neymar le comió anoche la tostada a Garetn Bale, el fichaje de los 101 millones que sólo sirve para adornar, como un florero, en los partidos sin trascendencia en los que el Real Madrid se puede lucir. Como sucede con Cristiano Ronaldo, cuando se trata de tirar del carro ante un rival de similar nivel o superior, como es el caso del Barcelona, la estrella (?) galesa desaparece y queda inmerso en la mediocridad general.



Ayer lo tenía fácil ante un Barcelona que no podía especular y que salió al Bernabéu a ganar desde el primer minuto. Huecos tuvo, pero lo poco bueno que se le vio al Madrid lo monopolizaron Di María y Benzema. A Bale, como a Cristiano, no se le vio por ningún lado.

En cambio, Neymar, que ha sido centro de las críticas, especialmente dirigidas desde el aparato de propaganda y distracción que tiene montado Florentino Pérez en Madrid, dio una exhibición de cómo se puede jugar para el equipo dejando al lado el lucimiento personal. Neymar corrió, presionó a los defensores blancos, cubrió una zona muy ancha del campo y, además, le sobraron arrestos para crear peligro, para darle a Messi la asistencia del segundo gol y para forzar el primer penalti yéndose de Sergio Ramos como una exhalación hasta el punto de dejarle clavado rompiéndole la cintura y obligándole a derribarle.

Con partidos así Neymar justifica su fichaje, haya costado lo que haya costado. En cambio, Bale, que se enfrentaba al partido decisivo en el que tenía que darle la razón a Florentino Pérez por la locura de las cifras de su fichaje, se comportó como un aficionado asustado al que el partido le vino muy grande.



De momento Neymar y Bale se han visto las caras en dos clásicos. El resultado no puede ser más contundente: 2-0. Y, además, en los dos partidos Neymar ha marcado un gol, ha dado otro y ha forzado un penalti. A eso responde Bale con nada. Absolutamente nada. ¿Estamos ante un fichaje-fiasco? De eso no hablan en Madrid. Ahora están entretenidos con Busquets. Tanto como en su momento se desentendieron de los descuartizamientos, pisotones en la mano o lanzamiento de mocos de Pepe.


Deja tu Comentario