2011-11-29 12:11 FC Barcelona Por: Administrador

A Piqué y Busquets les conviene ver tarjeta hoy



 

La pasada campaña, una de las tantas polémicas protagonizadas por Mourinho ha acabado por imponerse y ser determinante a la hora de jugar los partidos y plantear las siguientes jornadas. Nos referimos al triste ejemplo que dio el Real Madrid el 23 de noviembre de 2010, cuando Mourinho obligó a Dudek a transmitirle a Casillas que Sergio Ramos y Xabi Alonso forzarán una segunda tarjeta amarilla en el partido contra el Ajax en la fase de grupos de la Champions League. De este modo, el donostiarra y el sevillano quedaban limpios para los octavos de final.



Pues bien, el Barça tiene a dos jugadores clave apercibidos con cuatro tarjetas amarillas a falta de dos semanas para el clásico, Gerard Piqué y Sergio Busquets. Su presencia habitual en el once titular impide que Guardiola los reserve tanto en el partido de esta noche frente al Rayo como en el encuentro del sábado frente al Levante, ya que no se puede permitir dejar escapar más puntos.

De este modo, forzar una tarjeta amarilla sería una de las opciones más factibles para que ambos llegaran limpios al choque del 10 de diciembre. Algo que sería muy factible teniendo en cuenta que los blancos ya tienen la vista puesta en el clásico, puesto que Xabi Alonso forzó clarísimamente la cartulina amarilla frente al Atlético de Madrid con una entrada a destiempo totalmente innecesaria.

Todo es posible, pero si algo caracteriza a este Barça es que tiene modales y tiene también muy interiorizados los valores del fútbol. Uno de ellos es cumplir el reglamento aún corriendo el riesgo de perder a sus jugadores vitales por darlo todo en cada partido, tal y como pudo demostrar cuando Guardiola alineó a Alves frente al Viktoria Plzen aún con el riesgo de no tenerlo disponible frente al Milan. Y así fue. El brasileño vio la amarilla y no jugó en San Siro, un ejemplo de deportividad que Mourinho jamás brindará a sus jugadores.



 


Deja tu Comentario