2015-11-21 20:11 Real Madrid Por: Administrador

A Piqué sólo le faltó un gol para completar su sinfonía



Como se esperaba, Gerard Piqué ha sido uno de los grandes protagonistas del Clásico. Bronca monumental e insultol cada vez que tocaba el balón. Pero el ruido de viento fue a menos a medida que fueron subiendo al marcador los goles del Barcelona. El público del Bernabéu dirigió sus miradas al palco y al banquillo de su equipo y dejó de prestar atención a Piqué, que disfrutó como pocas veces. Como con el 5-0 y con el 2-6. Piqué ha cumplido a la perfección con su trabajo defensivo y vuelve a casa con el cero en la portería. Pero ya con el 0-4, se le ha visto con ganas de redondear su faena incorporándose al ataque en busca de un gol que quería dedicar a los que tanto interés habían puesto en silbarle.  Y estuvo muy cerca de conseguirlo. Al final del partido acudió presto a un remate fácil a pase de Neymar, pero se le adelantó Munir, que falló el disparo después de quitárselo de los pies a Piqué, que estaba a punto de cargar la pierna para rematar. Piqué se enfadó mucho en el campo, pero luego hizo las paces con su compañero. Luego Piqué hizo las paces en el vestuario con Munir. Y así lo dejó escrito en twitter: "Grande Munir, pero la próxima me la dejas, ¿vale? Felicidades a todos los cules. Seguimos haciendo historia".
"Los pitos del Bernabéu me suenan a sinfonía. El Clásico es uno de esos partidos que me ponen cachondo", había dicho Piqué.

Deja tu Comentario