2014-03-31 23:03 FC Barcelona Por: Administrador

¿A quién escupió Piqué en Cornellà?



Joan Tubau

Fue cuando marcó Leo Messi el gol de la victoria del FC Barcelona en Cornellà. Los jugadores del Barça corrieron a abrazarse a su compañero y formaron una piña humana sobre la que saltó Piqué para compartir con ellos su felicidad. Una vez arriba, Piqué escupió. Y ya está liada. Los medios de Madrid, siempre pendientes de la noticia, encontraron ahí un argumento de mucho peso para llenar horas de programación en TV y radios y ríos de tinta en los periódicos. Los medios más afines a la doctrina de Pérez encontraron en el salibazo de Piqué oro puro para proseguir con su campaña de acoso y desprestigio contra el Barcelona.



En Cornellà no hubo para ellos más noticia que el penalti pitado a favor del Barça, que no lo era, el penalti no pitado al Espanyol, que sí lo era, por supuesto, y ahora también el salibazo de Piqué. A eso se reduce el Barça para ellos. No oyeron los gritos coreados por miles de personas de "Puta Barça, "Piqué, gitano", "Shakira es una puta" o los gritos racistas, el conocido "uh, uh, uh", dirigidos a Dani Alves. Esto la UEFA lo castiga con severas sanciones. Pero España es diferente, y más si está el Barça por medio. Todo vale. Y lo importante es saber a quién dirigió Piqué el salibazo, porque, trabajando y rebuscando en las hemerotecas, incluso en Madrid han encontrado antecedentes de un gesto que Cristiano Ronaldo sin ir más lejos repite en cada partido. Resulta, que igual que escupió a la afición de Cornellà, años atrás lo hizo contra un directivo de la Federación, Pedro Cortés.

Lo cierto es que la imaginación de los mariachis de Pérez da para esto y para mucho más. Pero sus melodías ya las conocemos y aburren. El propio Piqué ha tenido que salir a explicar en las redes sociales: "Siempre he celebrado los goles de la misma manera y siento un gran respeto a la afición del Espanyol". No será suficiente. Y seguirán con el tema en Madrid. Algo hay que hacer ante los síntomas de debilidad que ofrece el Real Madrid. Y que no se le ocurra a Messi volver a vomitar sobre un terreno de juego. Corre el riesgo de ser interpretado como un provocador que ofende al público.

Son así.




Deja tu Comentario