2013-04-11 20:04 Real Madrid Por: Administrador

¿A quién quiere para el Real Madrid en semifinales?



Barça, Bayern, y Borussia. El Real Madrid jugará contra cualquiera de estos tres adversarios con la ventaja de conocer bien a los tres. Ya sí. Ni siquiera el Dortmund, contrincante al que los blancos han conocido esta campaña, resultaría un enemigo desconocido. Evidentemente, por insistencia, el Barcelona es el equipo más familiar. Y por "pique" europeo y evidentes ganas de revancha, el Bayern tira mucho. La pregunta es, ¿cuál de los tres es mejor para semifinales? Y, ya puestos, ¿a quién preferirían ustedes para la final?.

Jugar ante el Barça supondría una reedición de las semifinales de la temporada 2010-2011, aquellas de infausto recuerdo para los blancos, con el escándalo del Bernabéu y aquella tarjeta roja a Pepe por apenas rozar a Dani Alves. Después llegaría la protesta de Mourinho en rueda de prensa y el lío. Los blancos quedaron apeados de la competición, pero muchas cosas han pasado desde entonces. Mou ha logrado revertir esa situación de ansiedad que sobrevenía en cada Clásico, y, tras la pasada Supercopa y, sobre todo, las últimas semifinales de Copa del Rey y el Clásico liguero, parece que ahora es el conjunto culé el que sufre cada vez que tiene al Madrid enfrente. A esa "ventaja" habría que añadir el hecho de tener asegurado el que los culés quedaran sin opciones de levantar el trofeo si se les elimina. Pero el Barça siempre es el Barça...



Probablemente, la mayoría del madridismo le tiene más ganas al Bayern. Los germanos apearon a los blancos el pasado curso en la lotería de los penaltis, en una tanda que quedará para el recuerdo, ingrato, con Mourinho sentado de rodillas sobre el césped del Bernabéu. La última jugada en Múnich en la ida de aquella eliminatoria propició un 2-1 en contra, y aunque el Madrid se colocó 2-0 arriba en casa en el partido de vuelta en apenas 20 minutos, el choque se le acabó haciendo muy largo. Una eliminatoria contra los germanos, tremendamente peligrosos arriba y con un juego incómodo y que apenas permite coger ritmo a los rivales, será como un parto. Pero la historia dice que la épica del Madrid se elevaría hasta límites altísimos para lograr la venganza.

Y por último, el Borussia. Un conjunto con el que pocos contaban al principio. El doble campeón alemán sólo era incluido en las quinielas de forma secundaria y alternativa, y el Real Madrid puede dar buena fe de que tiene argumentos para levantar el trofeo. Los blancos ya cayeron en Dortmund en la fase de grupos, y empataron en el Bernabéu contra un equipo disciplinado, talentoso, rápido y tremendamente correoso. El Málaga puede dar fe de que no desfallecerán hasta que el árbitro pite el final del encuentro. Será complicado para cualquiera de los otros tres equipos deshacerse del Borussia, pese a que, en inicio, es el conjunto al que le dan menos opciones de ganar la Champions de los cuatro que quedan. Pero a doble partido, puede resultar de los más complicados de doblegar.

Ninguna de las tres opciones es sencilla. No es para menos, teniendo en cuenta la ronda en la que nos encontramos. Hay que elegir entre rivalidad Clásica doméstica o enfrentamiento hispano-germano. Usted, ¿qué prefiere? La solución, este viernes, a las 12:00 del mediodía.




Deja tu Comentario