2011-12-19 15:12 Real Madrid Por: Administrador

A Ramos se le atraganta su pasado



La cara de Sergio Ramos al entrar al vestuario madridista el pasado sábado tras la victoria ante su ex equipo, el Sevilla, por 2-6, no era precisamente de felicidad. El central blanco se marchaba triste y decepcionado por los continuos insultos recibidos por la que un día fue su afición, algo que no gusta, y menos si sientes predilección por esos colores.

El de Camas dejó entrever en unas recientes declaraciones que si en algún momento saliera de la disciplina del Madrid, su primera opción sería Sevilla, pero esta situación podría cambiar desde el pasado sábado, ya que los graves insultos hacía su persona en el Pizjuán le sentaron muy mal.



La familia del jugador merengue, natural de Sevilla, ha decidido no ir más al estadio hispalense a ver a Sergio Ramos con la camiseta del Real Madrid, ya que la actitud de la grada del Nervión parece ser una losa para estos.

Es increíble que a un jugador de la casa, que ha mamado y sentido los colores del Sevilla como ningún otro se le trate de una manera tan injusta, y luego, jugadores peseteros, que nunca sabrán lo que es el amor a unos colores como Dani Alves, Keita o Adriano, sean siempre recordados en el feudo sevillista con cariño. Esperemos que con el tiempo algunos aprendan, o sepan valorar justamente a Sergio Ramos.


Deja tu Comentario